Ovación

Chile y México empataron 3 a 3 en una batalla épica por tierra y por aire

En un partido intenso, en el conjunto trasandino convirtieron Vidal a los 22' y 55' (de penal) y Vargas a los 42'. Para los aztecas anotaron Vuoso (21' y 66') y Raúl Jiménez (29').

Lunes 15 de Junio de 2015

Chile y México alcanzaron un empate 3-3 en una dramática y épica batalla en la que intercambiaron un intenso fuego por aire y tierra en el grupo A de la Copa América, que aún no tiene clasificados a cuartos de final.

Los goles para Chile los marcaron el volante Arturo Vidal a los 22 y 55 (de penal) y el delantero Eduardo Vargas a los 42. Los mexicanos anotaron mediante el ariete Matías Vuoso (21 y 66) y Raúl Jiménez (29), en el partido jugado el lunes en el estadio Nacional en Santiago.

Chile y México protagonizaron una verdadera batalla de tierra y aire, donde ambos cuadros nunca bajaron los brazos para buscar el gol, que primero llegaron mediante la artillería aérea de cada uno, pero que luego bajaron la lucha hasta las trincheras para sellar una dramática igualdad.

Con este resultado, Chile suma cuatro unidades, al igual que Bolivia, mientras que México llega a dos puntos, y Ecuador cierra el grupo sin puntuación.

En la última fecha del grupo, el viernes, México y Ecuador jugarán a las 18:00 en el estadio El Teniente de Rancagua, mientras que Chile se enfrentará a Bolivia a segundo turno a las 20:30 en el estadio Nacional de Santiago, donde se definirán los clasificados a cuartos de final.

“Tenemos que mejorar varias cosas para evitar que nos marquen, pero lo importante es que mejoramos del primer partido (frente a Ecuador, victoria chilena 2-0). Ahora tenemos un partido importante contra Bolivia y tenemos que estar al 100% para clasificar primero” en el grupo, afirmó Arturo Vidal.

México impuso una marca lejos de su arco, algo que incomodó a Chile que se mostró desconcertado en los primeros minutos, ya que le dejó muy poco espacio para los toques entre los jugadores locales más desequilibrantes quienes cayeron en el fuera de juego en al menos tres ocasiones, obligados a buscar el pelotazo a las espaldas de la defensa mexicana.

Los aztecas iniciaron el fuego aéreo tras un centro desde la izquierda y un pivoteo de la derecha del arco chileno y que finalmente recibió el argentino-mexicano Matías Vuoso, para marcar de cabeza el primero del partido.

El sorpresivo tanto no amilanó a La Roja que seguidamente logró un córner que en el medio del área de la Tri conectó de cabeza el fundamental Arturo Vidal, anotando el empate ante la euforia de la hinchada local.

México recargó su artillería primero con un cabezazo de Gerardo Flores que dio en el travesaño y tras un córner otro testazo de Raúl Jiménez, quien, con su 1.90m superó fácilmente a la marca chilena y marcó pese a la estirada de Claudio Bravo.

El segundo de México puso en claro que Miguel Herrera sabía que el juego aéreo era el lado flaco de Chile, pero además le quitó la salida por el costado derecho sonde Mauricio Isla, quien no pudo realizar sus acostumbrados desbordes, ganándole el DT azteca la guerra de planteamientos a Jorge Sampaoli.

Pero la defensa mexicana tampoco estaba para saltos, y nuevamente un centro desde la derecha de su patio permitió a Eduardo Vargas saltar solo y marcar el empate.

Sampaoli respondió con sapiencia en el segundo tiempo. Le armó un rombo en el medio campo a los mexicanos y les quitó el balón y bajó la batalla aérea hasta las trincheras mexicanas.

El vértigo de Chile fue tal que la marca mexicana se hizo lenta, y en un balón cruzado el comandante Vidal fue derribado cuando ya estaba a punto de asestar un golpe al corazón rival y logró un penal.

El propio Rey Arturo se hizo cargo del fusilamiento, y puso arriba a Chile sobre México que extrañó a su Káiser Rafael Márquez.

Pero del otro lado, el espía Buozo se metió en medio de las líneas chilenas, que de manera infantil se dejó ganar la espalda, y ante la salida del portero Bravo, la tocó suave para anotar el empate.

Tras ello, Chile encajonó a México en su área, pero no pudo anotar, mientras que los aztecas se dedicaron a contragolpear, hasta el final de la batalla.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS