Ovación

Chelito Delgado se encamina a renovar en Monterrey, mientras Central sueña

Tiene contrato hasta el 30 de junio. En principio la idea del equipo azteca es renovarle el contrato porque están muy conformes con su producción, pero lo llamativo es que la dirigencia aún no lo contactó.

Sábado 31 de Mayo de 2014

Hay nombres muy pesados, que el sólo hecho de pronunciarlos generan una expectativa inusitada en los hinchas. Por eso la prudencia debe ser el mejor consejero en estos casos. Haciendo esta aclaración, si hay un jugador con pasado canalla que le quita el sueño a todo el pueblo guerrero para que retorne a la entidad ese es César Delgado. Pero las expectativas y el deseo no pueden ir más allá de la realidad contante y sonante. ¿Qué debería ocurrir para que el brillante delantero se pegue la vuelta al club que lo formó como jugador profesional? La respuesta es que literalmente deberían alinearse los planetas. Esto equivale a decir que es muy complicado el operativo retorno, casi imposible, pero en ese casi, hay una mínima puerta abierta que aún no está cerrada y eso mantiene la llama de la esperanza.

La realidad indica que el Chelo Delgado tiene contrato hasta el 30 de junio en Monterrey. En principio la idea del equipo azteca es renovarle el contrato porque están muy conformes con su producción, pero lo llamativo es que la dirigencia aún no lo contactó formalmente para sentarse a extender el vínculo y esto es algo que al entorno del jugador le genera cierta incertidumbre. Igualmente hay 30 días por delante para que caduque el contrato y todo indica que a la brevedad los Rayados de Monterrey se juntarán con la gente que maneja al Chelito para acordar toda la papelería.

Ovación informó a principios de mayo que el objetivo del delantero es seguir en México y este deseo se mantiene inalterable (ver aparte), aunque la incertidumbre radica en la demora en la extensión de su vínculo. Incluso hay otros equipos del país azteca que lo pretenden y que no tardarán en hacerle llegar ofertas si su actual club desiste de extender el contrato.

Delgado está muy cómodo en México junto a su familia. Por eso la prioridad la tiene ese mercado futbolístico. Pero Central siempre es una ventana abierta para el Chelo. Tanto la dirigencia auriazul, como el cuerpo técnico y algunos referentes del plantel lo llamaron para recordarle que en Arroyito lo espera una camiseta lista con su nombre. Que ya pasó la época de turbulencia deportiva y que ahora hasta habrá que afrontar una copa internacional como la Sudamericana en el próximo semestre. Por eso es un invitado de lujo para ocupar un lugar en el vestuario canalla. Hasta Boca lo tiene en la carpeta de refuerzos de Carlos Bianchi.

Un dato que juega a favor de la chance compleja de Central es que el DT es Miguel Angel Russo, el mismo entrenador que lo apuntaló en su consolidación en la primera auriazul, en aquella gran campaña del Clausura 2003, donde conformó una dupla letal con Luciano Figueroa, antes de ser transferido al exterior.

Todos los boletos en la continuidad del Chelo están en su actual club Monterrey. Luego aparecen otros equipos México. Y en un tercer escalón irrumpe en el mapa el nombre de Rosario Central. Tiene compañeros en el club de Arroyito como son los casos de Paulo Ferrari y Hernán Encina, está uno de sus técnicos preferidos y por sobre todas las cosas sabe que el pueblo canalla lo ama.

Tal vez este combo pueda llegar a torcerle el destino llegado el momento. Pero lo concreto es que hoy está lejos de volver, más cerca de quedarse que de pegar la vuelta. Pero igual hasta que los papeles no estén resueltos en otras latitudes, en Arroyito tiene la puerta abierta de par en par. No es para menos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario