Rusia 2018

Chau en pleno Mundial

Croacia echó al delantero Nikola Kalinic, pero la historia marca que hubo muchos casos testigo en plena competencia.

Martes 19 de Junio de 2018

La noticia generó una ola mundial de sorpresa. Nikola Kalinic fue expulsado de la concentración de Croacia en plena Copa del Mundo después de negarse a entrar a los 85 minutos frente a Nigeria, argumentando que tenía dolor de espalda. Claro, ese testimonio no convenció al seleccionador Zlatko Dalic, quien decidió prescindir del delantero que milita en Milan y pretende Sevilla, en la previa del encuentro que sostendrán pasado mañana ante Leo Messi y compañía en Rusia. Sin embargo, este no es el único caso de un jugador que se va antes de tiempo de un Mundial. La historia así lo refleja.

"Durante el partido de Nigeria, Kalinic estaba calentando y se suponía que iba a entrar en la segunda parte. Sin embargo, luego constató que no estaba preparado debido a un problema en la espalda", dijo primero Dalic. "Ocurrió lo mismo durante el amistoso ante Brasil en Inglaterra (el pasado 3 de junio), igual que antes de la sesión de entrenamiento del domingo (anteayer). Acepté tranquilamente que debía tomar esta decisión", apuntó el DT croata para cerrar de cuajo este particular caso.

Esta baja provocó que se tratara la noticia como una premisa histórica cuando no es así. Basta con mirar la foja de la historia de los mundiales y cae de maduro que hubo muchos casos testigo. El primer antecedente se remonta a Italia 1934. Otto Nerz, además de técnico alemán era médico. A sus jugadores les prohibió comer naranjas porque consideraba que disminuían el rendimiento.

Pero el delantero Sigmund Haringer, después de vencer a Bélgica en octavos de final por 5-2, desoyó la orden y disfrutó de un cítrico mientras se dirigía a los vestuarios. No volvió a pisar ninguna cancha más en ese Mundial porque el DT lo mandó de vuelta a Alemania por indisciplina. Otro germano "deportado" fue el arquero Ulrich Stein en México 86 tras llamar títere nada menos que a Franz Beckenbauer. El Kaiser lo rajó sin dudarlo dos veces. Este castigo pesó en la carrera de Stein, que no volvió a jugar en la selección, ni con Beckenbauer ni con ningún otro entrenador.

Y en el Mundial de Estados Unidos 1994 volvió a haber problemas en el seno de la Mannschaft. Stefan Effenberg, en el partido contra Corea del Sur, le mostró el dedo corazón a los hinchas presentes en Dallas luego de recibir críticas. El presidente de la federación, Egidius Braun, y el seleccionador Berti Vogts lo expulsaron inmediatamente.

Pero esto no fue novedad puertas hacia adentro. Vogts no aguantaba indisciplinas. En 1993 vetó a Lothar Matthas por haber insultado a Jürgen Klinsmann. Luego perdonó al 10, pero ya nada fue igual entre el goleador y el polifuncional. En Estados Unidos también se despidió en pleno torneo el rumano Ion Vladiou. En este caso tras ser expulsado en cancha por una durísima falta al delantero suizo Stéphane Chapuisat en la derrota 4 a 1, que no cayó bien a la federación y técnico.

A su vez, en Francia 98, Faustino Asprilla fue desafectado al insinuar en los medios que el técnico Hernán Darío Gómez tenía jugadores intocables. En el país galo también fueron noticia dos jugadores de Sudáfrica: Brendan Augustine y Naughty Mokoena. Ambos fueron expulsados por indisciplina por el técnico francés Philippe Troussier. Los futbolistas abandonaron por segunda vez la concentración para ir a un club nocturno y fueron descubiertos.

Quien también se molestó por ser sustituido y actuar mal con el DT fue el esloveno Zlatko Zahovic en Corea y Japón 2002. El DT Srecko Katanec decidió mandarlo a casa luego de ser agredido por el jugador. Otro caso saliente se vivió en Sudáfrica 2010. El francés Nicolas Anelka fue expulsado del equipo por la federación tras confirmar que el delantero insultó gravemente al seleccionador Raymond Domenech. También hay que mencionar lo vivido por Eric Cantona en la previa de Italia 90. El delantero había dicho que el DT Henri Michel era un payaso. Estuvo un año sin ser citado.

Roy Keane también aportó lo suyo a ocho días del Mundial de Corea y Japón. La estrella de Irlanda arremetió duro contra el técnico Mick McCarthy en la previa y fue desafectado sin anestesia. Mientras que pleno Mundial de Brasil, hace cuatro años, Sulley Muntari y Kevin-Prince Boateng fueron excluidos por indisciplina de Ghana. Boateng tuvo un enfrentamiento con el entrenador, mientras que Muntari golpeó a un integrantes del staff, en una clara muestra de que el caso Kalinic es el más reciente, pero no es el único ni tampoco pinta para ser el último.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});