Ovación

César Delgado: "Vamos a pelear hasta el final"

El delantero charrúa habló con Ovación luego de su gran actuación ante Ituzaingó e hizo un balance en el tramo final del campeonato, en busca del ascenso a la Primera B

Martes 06 de Marzo de 2018

"Tenemos que ser audaces, salir al campo y hacer las cosas, no sentarnos y esperar a que suceda. Sin atrevimiento no se sacan adelante los partidos importantes", dijo el genial Pep Guardiola. Hablando de atrevimiento, de arriesgarse, de ser audaces, hay un jugador que reúne estas características: César Delgado. A los 36 años sigue jugando como en el potrero, pisando la redonda con la misma categoría que lo llevó a jugar a la primera de Central, luego a Europa y a la selección argentina. El Chelito no cambió, sigue desparramando su talento en Central Córdoba y el domingo volvió a hacer de las suyas, metió dos goles en el 3-0 ante Ituzaingó y devolvió al charrúa a la pelea por el ascenso a la Primera B. "Vamos a pelear hasta el final, estamos por el buen camino", le dijo el talentoso delantero a Ovación.
Imagino la alegría en lo colectivo por el triunfo ante un rival duro como Ituzaingó y, en lo personal, por haber convertido dos goles...
Estoy muy contento por el trabajo del equipo, hicimos un gran partido. Grupalmente estamos muy conformes y sabemos que no tenemos que relajarnos. Vamos por el buen camino, pero todavía falta mucho. Esto es muy largo. Estoy muy feliz porque me tocó entrar y marqué dos goles. Uno trabaja para ayudar al equipo.
¿Sentís que con el receso después de la primera rueda pudiste recuperar tu nivel?
Sí, después de tanto tiempo de estar parado, más de un año, me costó muchísimo arrancar de vuelta y adaptarme. Preparar la cabeza también fue difícil, por suerte en el grupo nos ayudamos mucho y eso es importante. Hoy por hoy me siento bien, tanto en lo mental como en lo físico. Siempre hay cosas por mejorar, pero estoy bien y contento, eso hace que pueda rendir y ser muy útil al equipo.
Si bien faltan trece partidos para terminar el torneo, por primera vez hubo un quiebre en la tabla y junto a Defensores Unidos y Luján tomaron una leve distancia sobre el resto. ¿Les da cierta tranquilidad a la hora de encarar los partidos?
Sabemos que acortamos muchos puntos, porque estábamos lejos en algún momento. Para nosotros es duro, tanto de visitante como de local. Sabemos que los de arriba van a perder puntos. Vamos a tener muchas chances hasta el final del torneo. Igual estamos todos muy juntos. Tenemos las expectativas muy altas de seguir siendo protagonistas y tenemos que jugar con carácter lo que viene, que va a ser muy duro. Cada partido va a ser una final para llegar al objetivo.
Cuando enfrentan a rivales directos por lo general les va bien, pero cuando juegan ante equipos que están por debajo de mitad de tabla les cuesta más: ¿Por qué les pasa esto?
Con Cambaceres se nos complicó por el tema de viajar. Viajamos en el día, se hace largo, tenés que comer, después ir a la cancha, hacer la entrada en calor con lo justo. Con eso damos cierta ventaja. Si bien estuvimos cerca de empatar ese partido, nosotros estábamos cansados y ellos aprovecharon. Tenemos que tratar de cambiar eso para llegar de mejor forma a los partidos de visitante.
Vos que jugaste en primera división con Central, también en Europa y en el seleccionado, ahora estás en una categoría complicada y distinta como la Primera C. ¿Te costó acostumbrarte?
Yo sabía dónde iba a estar. A medida que fueron pasando los partidos, fui viendo que era duro y difícil, sobre todo cuando te toca viajar. Se hace un esfuerzo grandísimo cuando jugamos afuera. Igualmente lo disfruto. Es la realidad del fútbol argentino, hay canchas precarias con vestuarios precarios, no queda otra que acostumbrarse. Después, cuando empieza a rodar la pelota, te olvidás de todo. La mente se enfoca en competir y ganar. Es lo lindo del fútbol. Pero no es fácil la categoría.
Tiene un plantel con varios jugadores que pasaron por primera división, como Damián Ledesma, Juan Marcelo Ojeda, Juan Pablo Pereyra, Lucas Lazo, vos...
¿Eso les da un plus?
Sí, más que nada nos suma experiencia. Son jugadores que marcan la diferencia en los tramos más importantes de los partidos. Enfrente hay rivales duros, que juegan bien, que te la pelean. Por momentos podemos ganar jugando bien al fútbol, en otros lo ganamos corriendo y en otros luchando. El torneo es así, pero tener jugadores con experiencia, con roce en primera, te da un plus en una categoría que es tan complicada.
¿Se ven peleando el torneo hasta el final?
Está todo muy parejo. Nosotros vamos a dar pelea. Sabemos que tenemos buen equipo pero no nos podemos relajar ni dar ventaja. Estamos con lo justo, hay buenos jugadores, los que estamos afuera somos importantes para el equipo. No tengo dudas de que la vamos a pelear hasta el final. En esta categoría no podés ni pestañear porque es realmente muy difícil. Esperemos seguir bien hasta lo último y pelear el ascenso hasta las últimas instancias.
¿Te gustaría seguir en Central Córdoba una vez que termine el campeonato?
Hoy no pienso en eso. Estoy con la cabeza en el presente. Después veremos cómo se dan las cosas y cómo terminamos. Hoy disfruto del momento y le agradezco al club por abrirme las puertas y permitirme jugar al fútbol, que es lo que me gusta. Después se verá qué pasa. Hoy estoy metido de lleno con el torneo y con las ganas de cumplir el objetivo de ascender. Hay que ir siempre de a poquito, partido tras partido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario