Ovación

Central viene en caída y además le marcaron 18 goles en los últimos 12 partidos

La gran cantidad de puntos perdidos en las últimas presentaciones pinta la realidad deportiva de un Central que parece tener la defensa baja justo cuando más fortalecido debería estar.

Martes 12 de Abril de 2016

La gran cantidad de puntos perdidos en las últimas presentaciones pinta la realidad deportiva de un Central que parece tener la defensa baja justo cuando más fortalecido debería estar. Pero lo más preocupante de cara al futuro inmediato es que el Canalla se está transformando en una formación vulnerable. Es que el equipo del Chacho recibió en las últimas 12 presentaciones 18 goles (ver infografía). Un altísimo promedio en contra: 1,5 por encuentro. Y tan sólo pudo mantener su valla invicta en dos oportunidades. Ante Colón en Santa Fe cuando lo goleó 3 a 0 y en el empate contra Sarmiento sin goles en el Gigante. Sin dudas, debe recuperarse cuanto antes o volver a mostrar solidez defensiva como en una época no tan lejana para recuperar confianza y ver si puede concretar el gran sueño de conquistar un título.

En Arroyito todos parecen estar conscientes de que además de sacar un punto contra Nacional para poder clasificar a la siguiente fase de la Copa Libertadores, luego deberán ganarle al Ciclón para seguir manteniendo viva la llama de ilusión. Ni hablar que después será momento de visitar a Newell's con todo lo que representa el clásico. Claro que antes Coudet deberá ajustar las clavijas para evitar sofocones.

El ejemplo inmediato es que la noche del domingo fue nefasta para el Canalla. No solamente porque perdió el invicto de 23 partidos en su estadio en la "era Coudet" (12 triunfos y 11 empates). También se dio un hecho saliente bajo el mandato de Chacho. Fue la primera vez en la historia, jugando como local por cierto, que los auriazules llegaron al minuto 87 ganando el partido pero luego lo perdieron como pasó frente a Vélez.

Pero lo más preocupante de cara al futuro cercano es que el representativo de Arroyito se está transformando en un equipo vulnerable. Suena extraño, pero al menos así lo marcan los números. Y las estadísticas no mienten. Son precisas. Para ser exactos, el dato relevante es que el equipo del Chacho viene flojito de defensa. En los últimos 12 partidos recibió la friolera de 18 goles. Muchos tantos en contra para un conjunto que convirtió 23 en el mismo lapso. Ni hablar de que aspira a ganar la corona. Al menos sigue mostrando buenas intenciones, más allá de que últimamente ganó muy poco: apenas dos partidos de siete en el torneo local.

A eso hay que sumarle que en el plano internacional también le viene costando sacar los tres puntos juntos. Sólo ganó dos partidos: a River de Uruguay en ambos casos. Lo positivo es que en la zona de la Copa Libertadores hay dos equipos que no arrancaron: Palmeiras y River. Y eso le está sirviendo para pasar de fase. De hecho, pasado mañana podrá meterse en octavos de final si logra al menos un empate en su visita a Nacional.

Está claro, Coudet no le encuentra solución al fondo. Tan es así que no es casualidad que su equipo sufrió 18 gritos en apenas 12 presentaciones cuando a los 18 goles anteriores los había recibido en 25 partidos, es decir más del doble de encuentros que la serie actual. Los números son claros: el Chacho pasó de tener un promedio de goles en contra de 0,72 a tener uno de 1,50. Y no precisamente fruto de la devaluación o el gran ajuste económico que hay en el país. Central tiene su propia inflación.

1,5

Es el promedio de goles en contra que tiene el equipo de Coudet en los últimos 12 partidos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario