Central

Central va con el objetivo de coparle el Fortín a Vélez

Leo Fernández decidió presentar "cinco volantes y un punta en Liniers porque la intención es hacer un equipo ancho".

Sábado 10 de Marzo de 2018

Ratificó que trata de adaptarse a las necesidades y urgencias de turno. Leo Fernández no se quedó arrodillado en el muro de los lamentos cuando arrancó la semana. Sabía bien que debía emparchar todas las líneas por diferentes circunstancias. No dudó y reunió a su fiel tropa de trabajo. Debatió y consensuó. Luego fue plasmando en cancha lo que había diseñado en la intimidad. Y la resultante es que decidió reforzar el mediocampo con el claro objetivo de coparle mañana el Fortín a Vélez. El argumento que justifica el cambio táctico es concreto. "Sí, decidimos apostar por un esquema compuesto de cinco mediocampistas rápidos y habilidosos y un solo punta. La intención es hacer un equipo ancho en mitad de cancha", le explicó a Ovación el técnico canalla a la hora de oficializar la innovadora formación canalla.

   La derrota ante Godoy Cruz dejó secuelas. Bajas sensibles como las de Mauricio Martínez, quien sufrió un desgarro, y Fernando Tobio, que fue expulsado. A eso hay que agregarle que Marco Ruben se bajó de la disputa en Liniers por una sensible lesión en el sóleo. Ni hablar que segundos antes del encuentro contra el Tomba, el auriazul perdió una vez más a Néstor Ortigoza por lesión.

   Así y todo, el entrenador miró hacia adentro del plantel y apostó por los ingresos de Oscar Cabezas y José Luis Fernández, quien reaparecerá en el lateral izquierdo. Esto indica además que quien ocupará la plaza del ex Boca será el colombiano. Mientras que por Caramelo, el DT improvisará una vez más con Alfonso Parot.

   Para esta nueva versión de zagueros será más que una prueba de fuego. Tendrán que acoplarse y sincronizar sin fisuras para no ofrecer baches a la hora de la verdad. Lo positivo para los de Arroyito es que recuperó a Leonardo Gil. Un dato más que significativo porque el Colo viene siendo el más regular desde que se reinició la Superliga, independientemente de ser el lanzador punzante en las pelotas paradas.

   En la práctica matinal de ayer, Leo Fernández se la pasó brindando indicaciones. Plantó frente a las narices de los titulares a los suplentes, quienes se movieron y actuaron como si fuese la alineación velezana. El entrenador paró la jugada cuando percibía que algo no estaba saliendo bien o no era la idea madre.

   Fue así además que los jugadores se la pasaron arengándose entre sí. También repasando conceptos puntuales. Ferrari y Lioi ofrecieron un diálogo permanente. "Movete así cuando subo, o quedate ahí cuando ellos se vienen. Andá vos", fueron algunas de las frases que cruzaron el Loncho y el juvenil en medio del ensayo futbolístico.

   Carrizo y Gil también hablaban. Ambos apuntalaban al pibe López Pissano, quien asentía con la cabeza cada vez que recibía una indicación. Maxi González, a su vez, trataba de fusionarse con el resto de sus compañeros en el medio mediante el juego y lenguaje verbal.

   "Vamos a jugarle con dos extremos rápidos como Lioi y Carrizo para tratar de tener profundidad por ambas bandas. A eso le agrego que el Zurdo (López Pissano) también se sumará al ataque porque es veloz y muy hábil. Lo metimos por derecha porque puede romper el circuito y hacer daño por ese sector", explicó Fernández cuando Ovación lo consultó sobre cuál era la puesta en escena en mitad de campo.

   "Vélez se posiciona con dos extremos abiertos y por eso incluiremos un jugador más de lo habitual en el medio. Nos acomodamos según el rival también. Porque si bien Central tiene la obligación de ser siempre protagonista y jugar con mucha intensidad, también es verdad que al estudiar al rival hay puntos que debemos acentuar en pos de no sufrir ningún dolor de cabeza después, más allá de que por ahí no todo puede salir como uno siempre planifica y desea", acotó Leo con la sinceridad que lo caracteriza.

   "Es por eso que tendremos que ser muy precisos de tres cuartos hacia adelante. Habrá que salir rápido y ser punzantes. Tenemos volantes con verticalidad y confiamos en ellos, sin dudas. Si lo hacemos con precisión podemos hacer un muy buen partido", resaltó a modo de conclusión el técnico.

   En consecuencia, Central visitará mañana a Vélez desde las 19.15 con un esquema compuesto por un 4-5-1, integrado por Ledesma; Ferrari, Cabezas, Parot y Fernández; Lioi, López Pissano, Maxi González, Gil y Carrizo; Zampedri.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario