Ovación

Central tiene que ganar para sostener el ciclo de Leo Fenández

Central visita a Defensa y Justicia, de buen andar en el torneo. Hora: 13.15. TV: TNT Sports.

Sábado 28 de Abril de 2018

Si para el cuerpo técnico de Central esta no fue la semana más traumática pegó en el palo. Ni cuando Leo Fernández tomó con aceite en las manos al desbocado toro canalla le tocó bailar tanto como después de la derrota ante Racing. Fueron días por demás de intensos. Desde lo emocional fundamentalmente. Porque la carta de charlas ofreció un variado menú. Sea en la intimidad del plantel como en el cuerpo técnico y en la dirigencia. También hubo cabildeos constantes en la sede de calle Mitre al 700. En el medio de declaraciones y fuego cruzado, el plantel auriazul se preparaba en el country de Arroyo Seco para llegar de la mejor manera al partido de esta tarde en Florencio Varela. Visitará a Defensa y Justicia, desde las 13.15 por la 25ª fecha, esa especie de "Cenicienta" que comanda un rosarino y leproso de ley como Juan Pablo Vojvoda. Lo hará sabiendo que deberá cambiar en distintos aspectos. Por eso el entrenador metió mano y presentará cambios con respecto a los once apellidos que salieron contra Racing. El técnico además buscará respuesta concreta por parte de ese grupo de jugadores que tanto confía. Porque necesita un buen resultado como agua en el desierto para no tener que volver a quedar expuesto y tecleando en el cargo.

   El paso de Racing por el Gigante hizo un desastre natural. Los de Avellaneda se llevaron el triunfo con poco argumentos. Pero les sobraron para encender la mecha de la bronca e impotencia en la dirigencia canalla. Esa misma que le pidió a gritos explicaciones al entrenador tras el cachetazo recibido en Arroyito.

   Fue así que hubo un cónclave prolongado puertas adentro del estadio. En el que se tejieron conjeturas de todo tipo. Porque hubo directivos que por dentro clamaban un cambio radical. La misma cita en la que Leo Fernández pidió "trabajar tranquilo durante estos cuatro partidos" porque tiene en claro que lo más importante es la salud del club.

   Luego llegó el turno de realizar otro cabildeo en la sede principal. Horas de debate "para analizar el presente delicado porque estamos tan preocupados como todo el mundo. Pero la idea es confiar en ellos para poder revertir esto", destacó el director deportivo Mauro Cetto cuando dialogó con Ovación tras la reunión que se llevó a cabo el lunes pasado. La misma charla en la que no se resolvió nada en definitiva, ya que todo siguió igual. Al menos desde lo oficial.

   Eso sí, las diversas voces consultadas en off no ponen las manos en el fuego por este ciclo. Todo lo contrario. Hay algunos directivos que están agazapados esperando un nuevo traspié para salir con los tapones de punta, por más que vistan de saco o corbata.

   La semana siguió destilando especulaciones de todo tipo. El nombre del Patón Bauza volvió a salir a la luz, por más que algunos dirigentes se esforzaron otra vez para negar que tal contacto existió. Hasta el de Vitamina Sánchez, quien goza de una estadía en Chile y no dejó para nada un buen recuerdo cuando fue entrenador en Central.

   Como si eso no bastara, un "amigo" de Leo filtró un audio privado en el que el técnico se expresó con naturalidad ante el supuesto círculo íntimo. "Que no rompan los huevos (en alusión a los dirigentes). Los otros perdían catorce partidos seguidos y no decían nada. Nosotros perdimos dos y ya te quieren echar", fue lo que comentó el ahora cuestionado entrenador, quizá basándose en los hechos. Porque nadie puede dudar que el Chacho Coudet y Paolo Montero siguieron en el cargo porque los mantenía vivos la competencia en la Copa Argentina.

   "Fue en un ámbito privado el cual me reservo y me lo guardo", lanzó el entrenador sobre sus declaraciones, que quizá hirieron a algunos directivos. Esos mismos que hoy en día le sostienen la mano, pero a la vez sin esa confianza que se necesita para sostener cualquier proyecto serio.

   Porque la continuidad de Leo ahora está supeditada a resultados más que antes. A corto plazo en realidad. Por eso la cita de esta tarde será una especie de punto de inflexión. Una especie de térmica también porque si cae feo, nadie puede asegurar que continúe.

   A la vez el DT espera una respuesta inmediata de sus jugadores. Esos mismos que vienen de capa caída desde hace rato. Y no por una cuestión táctica esencialmente. Hay apellidos que están teniendo un semestre por demás de livianito. Y eso también atenta contra cualquier plan estratégico, porque el ingreso a la próxima Copa Sudamericana quedó más lejos que antes. Porque en el primer tramo de la Superliga ni el más optimistas de los hinchas soñaba como la esperanza que le devolvió este cuerpo técnico, que ahora está contra las cuerdas.

   Por eso, el partido de hoy contra este sólido Defensa y Justicia, que camina a paso redoblado de la mano de Juan Pablo Vojvoda, no pasará desapercibido. Será de sumo interés. Básicamente para Leo Fernández y su grupo de trabajo, como también para los integrantes de la comisión. La misma directiva que tiene voces divididas, tal vez por tratarse además de un año en el que las elecciones están en la mente de muchos.

   No caben dudas de que luego de una semana convulsionada, Central visita al Halcón en Florencio Varela pensando en sumar y, fundamentalmente, en sostener con hechos de verdad a Leo Fernández. El plantel sabe que, esta vez, o cambia o pueden cambiar a su entrenador a corto plazo.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario