Ovación

Central tiene dos jugadores competitivos por puesto para pelear varios frentes

Este viernes por la noche el equipo de Eduardo Coudet empezará a desandar el calendario oficial del torneo doméstico, cuando reciba a Godoy Cruz en el Gigante. También asoma la Libertadores.

Domingo 31 de Enero de 2016

Central está muy cerca de comenzar un cuatrimestre agitado, emocionante, a pura adrenalina y con una montaña de partidos para afrontar. Este viernes por la noche el equipo de Eduardo Coudet empezará a desandar el calendario oficial del torneo doméstico, cuando reciba a Godoy Cruz en el Gigante. Y pronto además llegará el estreno en la Copa Libertadores, previsto para el 25 de febrero ante Nacional de Montevideo, también en Arroyito. Así, el equipo canalla tendrá por delante un maratón de encuentros en esta doble competencia, donde tanto el cuerpo técnico como el plantel se juramentaron puertas adentro tratar de pelear en ambos frentes hasta las últimas consecuencias. Está claro que la misión no es sencilla, pero a favor de las aspiraciones auriazules hay que decir que el Chacho dispone al menos de dos jugadores confiables por puesto, que le permitirán mantener la competitividad cuando el trajín imponga la necesidad de apelar al recambio.

En el arco (rescindió Mauricio Caranta) hoy arranca como titular Manuel García y a la vez llegó otro guardameta de jerarquía como Sebastián Sosa. Cualquiera de los dos puede atajar y nadie tiene que explicarles qué es atajar en primera división. Mientras que en el lateral derecho de la defensa la disputa está entre Víctor Salazar y Paulo Ferrari, el primero una de las revelaciones en la temporada pasada y el Loncho con toda su experiencia para cuando los partidos coperos impongan apelar al oficio y la madurez. En la cueva Alejandro Donatti y Javier Pinola son titulares indiscutidos. Aquí las opciones son los recién llegados Mauro Cetto y Esteban Burgos. También está el polifuncional Pablo Alvarez, que puede ser lateral o zaguero. En la izquierda Cristian Villagra es una fija.

En la mitad de la cancha las opciones son múltiples y la pelea por la titularidad promete sacar chispas. Damián Musto y Gastón Gil Romero son los cincos clásicos. Por derecha el duelo está entre Walter Montoya y Rodrigo Battaglia. Y a la izquierda la pulseada la dirimen Jonás Aguirre y José Luis Fernández. Está claro que tanto Battaglia como Gil Romero pueden ocupar distintos roles en el medio y eso es una ventaja para el DT. En el rol de armador de juego están Giovani Lo Celso, más organizador, y Franco Cervi, cuyo fuerte es animarse a la gambeta para adelante. También está la opción de Gustavo Colman, de buen panorama y que puede moverse en distintos sitios del mediocampo. Arriba hay dos duplas bien definidas. Por un lado el tándem ya consolidado de Marco Ruben y Marcelo Larrondo. Mientras que la otra dupla de raíz auriazul es la que integran César Delgado y Germán Herrera, ambos muy movedizos en el amistoso ante Cerro de Uruguay, donde fue victoria 1 a 0, con gol de José Luis Fernández.

Está claro que los dos equipos de la infografía (ver aparte) están organizados por los puestos de los jugadores y los apellidos se mezclarán en el transcurso de la competencia. Será función del Chacho armar a partir de estos futbolistas el equipo más competitivo posible partido a partido, siempre con la elasticidad táctica necesaria según lo amerite la ocasión para ser más ofensivo o estar más compensado en el retroceso. El recambio será crucial para mantener la intensidad en el juego que pregona el DT. Y Central tiene variantes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario