Ovación

Central: Teglia ya dirige a las inferiores como sucesor de Pascuttini

Llegó a la ciudad deportiva y su mirada hizo una breve recorrida en cámara lenta. Y luego de la escueta presentación que hizo el presidente Norberto Speciale, el flamante coordinador de...

Jueves 13 de Diciembre de 2012

Llegó a la ciudad deportiva y su mirada hizo una breve recorrida en cámara lenta. Y luego de la escueta presentación que hizo el presidente Norberto Speciale, el flamante coordinador de las inferiores de Central, Daniel Teglia, se reunió a solas con el grupo de entrenadores que hoy en día trabajan en la cantera canalla y habló a solas durante un buen lapso en el hotel de Granadero Baigorria. "Este es un trabajo al que le llevo dedicado mucho tiempo. Pude aprender y ojalá ahora lo pueda aplicar en este etapa, que es muy importante para el club", le confió el sucesor del Coco Pascuttini a Ovación.

—¿Por qué decidiste volver?

—Porque es parte de mi vida e historia. Central me formó como jugador, técnico y persona. Y me parece que es un buen momento para enfrentar este gran desafío y responsabilidad, donde el club está en una etapa difícil. Más allá de todo, siento que junto a otra gente tenemos mucho para darle.

—No suele pasar que un técnico que esté a cargo de equipos profesionales vuelvan a trabajar con chicos. ¿Cómo tomás este paso teniendo en cuenta que regresás a la fuente?

—Cuando me tocó dirigir a la primera de Central no estaba preparado. Fue motivo de una necesidad del club debido a que yo estaba centrado en la formación. Si bien después tuve a cargo equipos profesionales, con logros incluidos, la verdad es que siempre enfoqué mi labor a la capacitación de formación. En algunos espacios de mi vida la interrumpí, pero ahora la puedo retomar en una gran institución como esta.

—Tuviste algunas charlas con los entrenadores, ¿le volcaste cuál será la línea que deberán plasmar?

—No, simplemente dialogamos en líneas generales porque este fue el primer contacto. A muchos técnicos ya conocía, pese a que esta será una nueva experiencia. Y en ese punto de vista me siento uno más del grupo. Lógico que haremos una evaluación hasta final de año para analizar a todos así arrancamos el proyecto el año que viene con todo. Ojalá que en el corto plazo se puedan ver las mejoras porque la verdad es que acá se hicieron algunas cosas bien.

—¿Cómo vas a hacer la captación de jugadores teniendo en cuenta que la mayoría de los clubes de la Rosarina están asociados a grupos privados o tienen convenio con instituciones de afuera? —Sabemos que es así, pero Central es un club grande, tiene muchas filiales y gente, ya sea dentro como fuera del país. La idea es trabajar en base de un sistema de red de comunicación para ver dónde están los chicos. Una vez que logremos la información haremos lo nuestro, que será traerlo al club y darle lo que todo chico necesita cuando viene de afuera, sea desde lo deportivo, como también desde lo personal.

—¿Y Central cuenta con la estructura y el presupuesto para hacer frente a ese objetivo?

—Lo primero está, y lo segundo se está armando porque Central tiene la necesidad de que las inferiores vuelvan a ser su patrimonio más importante para la supervivencia.

—La mayoría de los chicos que se destacan vienen de afuera ¿creés en el jugador rosarino?

—En los tres últimos mundiales que jugó Argentina había jugadores que pasaron por la Rosarina, que es una liga competitiva. Central tiene que aprovechar esta liga con tantos buenos equipos y muchos jugadores. Tenemos que ser una puerta abierta a todos y debemos cubrir la necesidades de satisfacer las expectativas.

—¿Sos consciente de que te espera una parada brava ya que en el club hace rato que no sale un jugador distinto, el último fue Di María y casi de casualidad porque estaba en la Rosarina?

—Claro que sí. Por eso, ojalá encontremos ese tipo de jugador para luego perfeccionarlo en este club.

—¿Cuál es el objetivo a corto plazo?

—Traer jugadores que rápidamente reconozcan la identidad de este club, que lo respeten y hagan sentir a sus hinchas orgullos cuando se pongan esta camiseta y salgan a la cancha a defenderla. Es un trabajo de mucho tiempo, sin dudas. Pero confió en que se puede mejorar todo. Ojalá podamos lograrlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS