Ovación

Central se juega hoy mucho más que tres puntos ante Gimnasia en La Plata

Afrontará uno de los compromisos con mayor connotación deportiva en lo que va del torneo. Central sabe que hoy tiene que apelar a sólidos argumentos para poder cimentar su pretensión de mantenerse en la línea de su ilusión por escaparle a la delicada zona de la promoción. Enfrente estará Gimnasia, que también está lidiando para dejar atrás el fantasma que lo acecha. El canalla tendrá que lograr que el Lobo no esté esta tarde-noche en el bosque...

Lunes 08 de Marzo de 2010

Afrontará uno de los compromisos con mayor connotación deportiva en lo que va del torneo. Central sabe que hoy tiene que apelar a sólidos argumentos para poder cimentar su pretensión de mantenerse en la línea de su ilusión por escaparle a la delicada zona de la promoción. Enfrente estará Gimnasia, que también está lidiando para dejar atrás el fantasma que lo acecha. El canalla tendrá que lograr que el Lobo no esté esta tarde-noche en el bosque. Caso contrario podría ser devorado. Además, podría sufrir un cimbronazo interno, pese a la banca oficial de la dirigencia hacia el proceso de Cuffaro Russo. Pero nadie quiere pensar en eso.
  Los números son muy flacos en las arcas canallas y platenses. No están en condiciones de regalar nada. Habrá mucho en juego. Sobre todo a futuro cercano. Los promedios así lo marcan. Tanto uno como otro atenderán su juego con la presión extra que genera la sombra del descenso.
  Hasta el momento el equipo que comanda Ariel Cuffaro Russo no pudo aferrarse al triunfo. Apenas sumó cuatro empates en siete presentaciones. Una performance muy floja teniendo en cuenta el panorama que lo azota. Además, tendrá que mejorar su producción colectiva, ya que ante Arsenal fue un manojo de nervios. Y para eso cambia nombres y esquema (ver aparte)
  El Lobo estará al acecho, pese a sus bajas de nombres y limitaciones a cuestas. Pero el hecho de ser anfitrión y venir de ganarle a Chacarita lo posiciona de otra manera para esta ocasión. Habrá que ver si tiene el suficiente temple para doblegar al canalla ante su gente y dejarlo en una posición más incómoda de la que ocupa.
  Para Central no será un compromiso más. De hecho, el técnico canalla sabe algo de esto, ya que en la temporada pasada dirigió al equipo cuando venía muy mal tras la renuncia inesperada de Mostaza Merlo y sacó un empate de oro en el bosque para hacerle mejor la transición a Miguel Angel Russo.
  Y Cuffaro Russo no le escapó a la responsabilidad tampoco esta vez. De hecho, el entrenador auriazul dijo el jueves sin eufemismos ni lugar para dobles lecturas: “Es el partido más importante de nuestra vida. Gimnasia es un rival directo y no nos tiene que pasar. Sabemos lo que nos jugamos”.
  Tal vez esa frase pinte como ninguna el presente canalla, que hoy tratará no sólo de que Gimnasia no lo pase en el promedio, sino de ganar de una vez por todas en este Clausura para que la confianza empiece al fin a crecer, antes de que sea demasiado tarde.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS