Ovación

Central sacó adelante un partido muy complicado y llega entonado al clásico

Con gol de Nery Domínguez, a los 34' del complemento, superó por 1-0 a Arsenal en un partido en que le costó mucho imponer condiciones futbolísticas, más allá de que la victoria fue merecida. Con este triunfo el canalla quedó a cuatro puntos del líder Boca, que juega mañana ante San Lorenzo, el escolta

Sábado 05 de Septiembre de 2015

Lo que cuesta vale, dijo un plateísta que peina canas en el Gigante de Arroyito y que dejaba una síntesis exacta de lo que significó para Central poder vulnerar a Arsenal por 1-0. Pero también sirve para dimensionar el valor que tiene la victoria, porque no solo le permite seguir la senda triunfal que viene teniendo en el torneo, haber acortado la diferencia con el único  líder, Boca, que juega mañana ante San Lorenzo, el escolta, sino que además le permite llegar muy entonado al clásico del próximo domingo ante Newell's, también en el Gigante. 
 
Por eso se entiende la locura desatada por el puebo canalla tras el gol de cabeza de Nery Domínguez que abrió el cerrojo que le había propuesto Arsenal y que le permitió desatar un partido muy complicado y muy cerrado en el que al canalla le costó muchísimo acomodarse en el partido. 
 
Le costó tanto que recién se sintió cómodo con el trámite del partido en el complemento, cuando en solo diez minutos hizo todo lo que no había hecho en la etapa inicial, cuando había estado desconexo, errático y dubitativo. Pero en ese corto período de tiempo, el canalla tuvo cuatro situaciones claras de gol que de no haber sido por la buena tarea del arquero Andrada y las dudas de Fernández en la definición podrían haber encaminado el partido hacia una victoria mucho antes. 
 
Le costó mucho a Central hacer pie en el partido en el primer tiempo, ya que salvo en esporádicos pasajes de esa etapa no podía imponer su juego. 
 
De hecho, después de un remate de José Luis Fernández, a los 3' minutos desde lejos que terminó pasando no tan lejos, tuvo que esperar hasta los 15 para llegar con cierto riesgo al arco defendido por Andrada. En una jugada que tampoco se dio producto de un juego asociado, sino que fue por una buena jugada que armó Fernández por izquierda y que, tras dejar a su marcador en el camino, sacó un centro que rebotó en un rival y terminó rebotando en el travesaño, sin que Ruben que llegaba alcanzara a tocarla. 
 
En el medio de eso fue Arsenal el que más contacto mantuvo con el balón, y el que inquietó a Caranta en dos jugadas del Pelado Silva, la más clara a los 10', cuando el Tanque definió suave y de mala forma, desperdiciando una buena chance de cara al arco canalla.
 
Pero el canalla estaba incómodo con el trámite, no podía manejar el balón, no tuvo circulación de juego y tampoco pudo imponer su juego, por lo que Ruben y Niell quedaron muy aislados en ataque y la ofensiva canalla muy diluida. 
 
Por si eso fuese poco, el mediocampo y la defensa estuvieron un poco estático y le dejaron asumir demasiado el protagonismo al equipo de Caruso, más allá de que tampoco tuvo muchas luces. 
 
En el final y cuando parecía que la etapa se moría sin pena ni gloria, el Kitty Villagra trepó por izquierda, enganchó en el área y el balón pegó en la mano de Fabián Muñoz -sin intención- y el posterior remate del lateral fue sacado al córner con esfuerzo por el arquero Andrada. 
 
Central arrancó con otra actitud el complemento y en menos de diez minutos ya había acumulado méritos para ponerse en ventaja. 
 
Primero fue Fernández, que a los 5, metió un cabezazo que el arquero alcanzó a sacar al córner con la punta de los dedos. Trascartón, Donatti metió un tremendo cabezazo a la salida de ese córner, pero otra vez el arquero, en gran reacción, hizo una atajada salvadora. 
 
Y tres minutos después otra vez lo tuvo Fernández, pero entre Andrada y el palo le dijeron que no al canalla. Nery le puso un balón fantástico al volante por izquierda, cuyo remate fue tapado por el arquero y el balón rebotó en el palo sin que nadie pudiera empujarla al gol. 
 
Un minuto más tarde fue Niell, que entró solo al área, el que estuvo a punto de gritar, pero perdió el duelo con el arquero, que a esa altura era la figura del partido.
 
Central dominaba, pero le costaba llegar con profundidad al área de Arsenal, que a esa altura jugaba con diez por la expulsión de Trellez, que recién había ingresado. 
 
Hasta que llegó un tiro libre desde la izquierda del Chelito Delgado que se la puso justo en la cabeza a Nery Domínguez que, esta vez, pudo vulnerar al arquero Andrada, marcar el primero de Central y hacer que el Gigante explote de felicidad. 
 
 
 
Enseguida, el canalla tuvo el segundo en una contra en los pies de Gustavo Colman, pero se le fue apenas, cuando el equipo del Viaducto estaba muy mal parada en defensa. 
 
El final fue a puro festejo, por un partido en que le costó muchísimo imponer condiciones, ser el dominador del juego y sacar adelante un partido que se le había hecho cuesta arriba en el partido, pero que supo encaminar a una victoria que lo pone otra vez a la expectativa en el torneo y que, como plus, le permite llegar muy entonado y con el ánimo por las nubes al clásico del próximo domingo. 
 
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS