Ovación

Central: Russo decidió que Ferrari no sólo no juegue sino que ni siquiera concentre

Cuando todo parecía estar del todo claro en relación al equipo que visitará a Banfield, Miguel Angel Russo sorprendió en el inicio de la conferencia de prensa de ayer. Es que el técnico descartó...

Viernes 31 de Agosto de 2012

Cuando todo parecía estar del todo claro en relación al equipo que visitará a Banfield, Miguel Angel Russo sorprendió en el inicio de la conferencia de prensa de ayer. Es que el técnico descartó a Paulo Ferrari para el choque de mañana en el Florencio Sola, por lo que el conjunto auriazul no sufriría variantes respecto al último encuentro. Esto si Nicolás Freitas es ratificado, ya que el propio entrenador ayer lo puso en duda. Más allá de eso, el uruguayo es quien tiene todos los boletos para ir desde el arranque.

"Con Ferrari vamos a esperar una semana más". Fue la primera frase de Russo en el contacto que mantuvo con los periodistas después del entrenamiento matutino en Arroyo Seco. Y fue contundente. El Loncho seguirá afuera del equipo, pese a haber jugado los cincuenta minutos que duró la práctica de fútbol del miércoles. Es más, ni siquiera figura en la lista de concentrados. Esta decisión se toma en base a esa inflamación en el aductor medio izquierdo que ya lo marginó de los últimos dos partidos y que, en definitiva, le demandará 21 días de recuperación.

En ese ensayo Ferrari jugó sin problemas y todas las voces consultadas, incluso la de Russo, hicieron referencia a que el futbolista no volvió a sentir molestias ni mucho menos. Sí se notó que estaba falto de ritmo, algo entendible, más teniendo en cuenta que hasta aquí lleva sólo un puñado de minutos jugados en el torneo, hasta que fue reemplazado por Federico Carrizo en el choque ante Sarmiento de Junín, en el debut.

El miércoles quedaron flotando algunas "sensaciones", según dijo el DT, pero ayer la cosa fue distinta. Russo charló con Ferrari, analizaron el cuadro de situación y ambos optaron por esperar una semana más para su vuelta.

Obviamente el cuerpo técnico no lo vio al ciento por ciento de sus posibilidades, aunque mucho tiene que ver el tipo de partido "muy físico" que espera Russo. Y el futbolista, más allá del deseo, tampoco está dispuesto a arriesgar más de la cuenta.

"Si tenemos que tomar una semana de más por precaución lo haremos. Esto es largo. No me quiero quedar sin él por un esfuerzo de más", apuntó el técnico, quien agregó: "Lo charlé con el jugador, nos conocemos y está todo bien".

Sí hubo algo que Russo se encargó de resaltar. Es el hecho de que esta decisión nada tiene que ver con la evaluación futbolística que hizo de Ferrari en esa práctica del miércoles. "Esto es todo muy simple. Ya tomamos la decisión de no concentrarlo", abundó.

En principio no se trataría de que el Loncho haya sentido nuevas molestias o que se haya resentido de la lesión. Al menos ayer cumplió con la rutina a la par de sus compañeros sin mayores inconvenientes.

Así, habrá que esperar una semana más para el regreso de Ferrari al primer equipo. No se trata de un contratiempo ni mucho menos (el puesto seguirá siendo ocupado por Gerardo Pérez), sí un retraso en el regreso de uno de los futbolistas con mayor experiencia de este plantel.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario