Ovación

Central: Ruben se mostró muy conforme con el rendimiento colectivo

"El balance es buenísimo". La sensación traducida en palabras por parte de Marco Ruben sobre el presente de Central habla por sí sola, sobre todo tratándose del capitán y uno de los máximos referentes del plantel.

Miércoles 22 de Abril de 2015

"El balance es buenísimo". La sensación traducida en palabras por parte de Marco Ruben sobre el presente de Central habla por sí sola, sobre todo tratándose del capitán y uno de los máximos referentes del plantel. Pero el delantero no se detiene sólo en eso, sino que advierte que el equipo todavía no llegó a su techo, por lo que considera que tiene mucho más para dar y, como consecuencia, fortalecer la pelea que está llevando adelante. Es más, prácticamente ni se detiene en lo personal. Pone sus ocho goles en un segundo plano, por detrás del potencial colectivo que, cree, es lo que llevará al Canalla a corregir sus defectos y potenciar sus virtudes.

"Estamos con la cabeza muy tranquila, entrenando muy bien y haciendo lo necesario para no perder el ritmo. Sólo de esa forma podremos continuar con esta racha. El balance es buenísimo porque fueron 10 partidos de los cuales ganamos seis y empatamos cuatro", fue la sentencia de Ruben, quien nota "una mejora" en el equipo "con el correr de los partidos".

Claro que para fundamentar esta postura es necesario contar con el aval de ciertas virtudes. Y el capitán las tiene. ¿Cuáles son? "La búsqueda de la victoria en todo momento y el hecho de poder convertir siempre. Hubo varios partidos en los que arrancamos abajo en el marcador y siempre los empatamos o los ganamos. Esa fuerza es una de las principales virtudes, además de intentar llegar siempre al arco rival con la pelota al piso. Esto es algo que no siempre pudimos conseguir, pero al menos lo intentamos", dijo.

Para potenciar esas virtudes hay un paso que considera clave: la tenencia del balón. "Era algo que necesitábamos y que todavía necesitamos para seguir mejorando. Más allá de eso creo que hoy tenemos otra dinámica de juego, lo que nos da cierta tranquilidad. El resto, que es el estado físico, la presión y el sacrificio de todos, lo tenemos", razonó el goleador canalla.

Justamente, su condición de goleador hizo que las sensaciones sobre el rendimiento particular no quedaran afuera del análisis. En ese sentido valora muchas cosas, pero básicamente "estar en forma y sin problemas físicos".

"Sinceramente no tengo una meta en cuanto a cantidad de goles. Quiero hacer todos los goles que sean posibles, pero también quiero jugar o estar a disposición siempre. Ese es mi verdadero objetivo", destacó el 9 canalla. Y agregó: "El hecho de estar cada partido a disposición y poder jugar todos los minutos es algo que valoro mucho. No sé si ponerlo a la medida de los goles o de las asistencias, pero para mí es fundamental estar siempre en la cancha. Es a partir de eso es cuando llegan los goles", valoró.

—¿Este puede ser uno de los mejores momentos de tu carrera?

-Me siento en un gran momento. No sé si es el mejor, pero tampoco me detengo a pensar en eso. Hoy me siento con ambiciones y pretendo seguir mejorando, que es lo más importante.

—¿En lo personal sentís que los rivales te están marcando de una manera diferente que en el inicio del torneo?

-No sé si es el tema de la marca, pero sí siento que por ahí esquivan un poco el tema de la presión y juegan más largo para impedir que Central los presione. Seguramente que hay jugadores a los que nos pueden poner una marca especial, pero noto que hay un respeto hacia el equipo.

—¿Dónde creés que están parados para luchar, teniendo en cuenta que River y Boca ya pusieron equipos alternativos y están punteros?

-Lo que hagan River y Boca es tema de ellos, pero pensando en nosotros creo que estamos bien. Van diez fechas y estamos invictos. Hasta aquí demostramos cosas muy buenas, pero nos falta mejorar mucho. Me parece que el equipo tiene un margen de mejora importante. El fútbol muchas veces no es sólo hacer cuentas, pero rescato que todavía no perdimos, que tenemos un buen colchón de puntos y que tenemos un techo bastante alto. Todo esto es lo que nos hace pensar en que podemos seguir peleando arriba.

—Los últimos cinco partidos ganaron uno y empataron los otros cuatro. ¿Fue un bajón de ustedes o los rivales le fueron encontrando la mano al equipo?

-Es imposible pensar que íbamos a ganar todos los partidos. Tuvimos un arranque frenético, ganando los primeros cinco, pero es lógico que eso no se pueda mantener. Es muy difícil, sobre todo para una etapa nueva. El ritmo lo mantuvimos siempre, pero sí los equipos se van dando cuenta de cómo jugarnos, cómo frenar la presión que le imprimimos al juego y hasta cómo marcar a ciertos jugadores. La lucha va a ser cada vez más difícil y cada equipo va a tener más armas, lo mismo que nosotros conociendo al resto.

Por ahora no ve ningún equipo superpoderoso

Trasncurridas las primeras 10 fechas hay quienes pueden tener ya sus candidatos. Para Ruben es una tarea poco sencilla. “Por momentos me gustó mucho Central porque creo que hicimos un juego muy vertical y poderoso en cuanto a llegadas. Después, Boca también tuvo buenos momentos, Independiente arrancó muy bien pero después se cayó y a River hay que tenerlo en cuenta, pero no veo un equipo perfecto al que crea que merezca estar puntero solo. Me parece que hay cuatro o cinco equipos que fueron mostrando cosas interesantes, pero no durante todo el torneo”, sintetizó el capitán del conjunto canalla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario