Ovación

Central: Rivoira pide más atrevimiento y protagonismo para generar la reacción

Seguramente habrá algunas modificaciones para visitar a San Martín que serán develadas en el ensayo formal de fútbol que el técnico todavía no definió si lo realizará mañana o pasado en Arroyo Seco.

Martes 15 de Febrero de 2011

El inicio de la segunda parte del torneo de la B Nacional contaminó con dudas el terreno canalla. Pocos imaginaban que después de una pretemporada que ilusionó durante su desarrollo en Mar del Plata, el conjunto de Rivoira iba a quedar desorientado en materia de resultados, buscando un guiño en el horizonte, con sólo dos fechas de disputa. Es que el empate con Defensa y Justicia, y la caída con Almirante Brown en Arroyito patearon el tablero de los pronósticos y echaron por tierra las expectativas que había levantado Central en su proceso de preparación. Y así, sin margen ni respiros, las certezas mutaron rápidamente en murmullos e incertidumbre. En una punzante inquietud que se pudo percibir en el primer entrenamiento de la semana en Arroyo Seco. Por eso, el técnico auriazul está convencido de su receta, sabe perfectamente que debe asumir un rol animador y está tratando que su equipo profundice un perfil más agresivo y ganador, que logre plasmar en la cancha todo lo que insinúa desde los nombres y desde su esquema.
  Si bien la práctica de ayer no sirvió para sacar conclusiones sobre el futuro futbolístico de Central de cara al compromiso del sábado (a las 17.30) en San Juan, ante San Martín, Rivoira es consciente de que a sus dirigidos le falta una cuota necesaria de atrevimiento para salir de esta situación que amenaza con atarle los pies a su ajetreado tránsito. El objetivo apuntado es claro: se necesita juego para levantar de nuevo la cabeza en el campeonato. Para construir nuevas seguridades y reconciliarse con su única misión: el ascenso.
  El Chulo cree que no hay que tenerle miedo a la palabra “protagonismo”, ya que sólo con esa ínfula podrá sumar de a tres y acercarse con seriedad al pelotón de punta. Central debe animarse de una vez por todas a colocarse el traje de “candidato” y necesita aprender a encontrar aplomo con esas ropas. Además, la condición de visitante en la próxima parada le podrá servir para descomprimir la tensión que generaron los magros resultados en el Gigante.
  En San Juan, Rivoira podrá contar con Germán Rivarola (fue expulsado ante Defensa y Justicia) y Nahuel Valentini (ya purgó la sanción por acumulación de amarillas). Y más allá de que no hubo confirmaciones, todo indica que el conductor del barco no cambiaría los rasgos principales de su hoja de ruta y apostaría nuevamente por el sistema 4-3-3 que goza de su preferencia. En lo inmediato, sólo se esperan cambios de nombres para pulir y potenciar esa intención de generar más juego y concretarlo en la red.
  El Chulo piensa bien el juego. Está en pleno proceso de análisis. Sabe que se necesita una rápida reacción futbolística y que las cirugías mayores tampoco garantizan el éxito pretendido. Seguramente habrá algunas modificaciones para visitar a San Martín que serán develadas en el ensayo formal de fútbol que el técnico todavía no definió si lo realizará mañana o pasado en Arroyo Seco. Central busca respuestas para encaminar su rumbo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario