Ovación

Central: Ribonetto dio el paso

Leonardo Madelón ya marcó el terreno y puso las cosas en su lugar en la reunión que mantuvo el viernes con algunos integrantes de la dirigencia de Central. El técnico fue contundente con su solicitud. Le dijo concretamente a Manuel Usandizaga, el hombre fuerte a la hora de entablar las negociaciones por los refuerzos...

Domingo 06 de Enero de 2008

Leonardo Madelón ya marcó el terreno y puso las cosas en su lugar en la reunión que mantuvo el viernes con algunos integrantes de la dirigencia de Central. El técnico fue contundente con su solicitud. Le dijo concretamente a Manuel Usandizaga, el hombre fuerte a la hora de entablar las negociaciones por los refuerzos, que el jugador que quiere para darle un orden a la defensa es Walter Ribonetto (33 años). Incluso, el zaguero de Lanús está ubicado en un escalón superior a José María Basanta, el primero apuntado por el DT para ponerse la camiseta canalla. Ahora la pelota está en los pies de los dirigentes. De la capacidad de ellos, en especial del hijo del presidente, depende que esta vez las tratativas tengan un final feliz. Porque el jugador ayer le confesó a Ovación que “analizaría con gusto una oferta de Central. Me seduce mucho jugar en una institución de semejante importancia en el fútbol argentino”, fue la elocuente respuesta de Ribonetto, uno de los goleadores del conjunto granate que goleó 4 a 1 a Central en el Gigante, por la 16ª fecha del Apertura 2007.
  —¿Sabías que Madelón le pidió a la dirigencia de Central que hiciera todos los esfuerzos posibles para contratarte?
  —Me agarrás por sorpresa, pero si realmente pasó eso me encanta la idea de jugar en una institución tan importante como Central. Es un placer que te busquen de un club que llena la cancha en cada partido que juega en el Gigante de Arroyito.
  —Entonces no tendrías problemas en resignar la posibilidad de jugar la Copa Libertadores o pelear el torneo local con Lanús por venir a zafar del descenso con Central.
  —No, para nada. Es cierto que Central está en una situación complicada con el descenso, pero no hay dudas de que es una gran institución. También es un gran desafío. Todavía tengo la imagen de la última vez que jugamos con Lanús en el Gigante y el estadio estaba lleno pese a que el equipo no venía bien. Eso moviliza a cualquier jugador. Igual, quiero aclarar que más allá de mis intenciones, si Central me quiere tendrá que comprar mi pase (sería un monto accesible) porque yo pertenezco a Lanús.
  —¿Hablaste con Madelón?
  —No, pero me halaga que se haya fijado en mí. Cuando Gorosito era técnico de Central me quiso llevar y Lanús no me vendió.
  —¿Y ahora se puede dar?
  —No lo sé. Tampoco depende de mí. Lo que te puedo decir es que la posibilidad me interesa. De hecho, si Central le hace una oferta a Lanús la analizaría con gusto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario