Ovación

Central respira más tranquilo tras la derrota de Racing

Al final, las súplicas de Central (127 puntos) fueron escuchadas. San Martín de Tucumán venció 2 a 1 a Racing (130) y ese resultado, al menos, desató el nudo en la garganta que tenían los canallas. Es que una victoria del equipo dirigido por Caruso Lombardi hubiera depositado prácticamente a Central en la promoción pese a que faltan cinco fechas.

Lunes 18 de Mayo de 2009

Al final, las súplicas de Central (127 puntos) fueron escuchadas. San Martín de Tucumán venció 2 a 1 a Racing (130) y ese resultado, al menos, desató el nudo en la garganta que tenían los canallas. Es que una victoria del equipo dirigido por Caruso Lombardi hubiera depositado prácticamente a Central en la promoción pese a que faltan cinco fechas. Se mantuvo la diferencia de tres puntos en la tabla de los promedios y puede leerse que la derrota ante Lanús no le echó tanta tierra encima a las pretensiones auriazules. Otro guiño para Central fue la caída de Gimnasia (J) contra San Lorenzo. Un problema menos para Russo y sus muchachos ya que los jujeños están condenados al descenso.

Igual, Central no debería creer que esta caída de Racing es un tesoro preciado. Primero porque la situación que atraviesa el equipo no da para realizar esa lectura. Y segundo porque las otras noticias que entregó la fecha, a excepción de las citadas, no fueron las más aupiciosas. Ganaron Godoy Cruz y Gimnasia (LP) y empató Banfield. La mayoría sumó, menos Central y Racing, quien por ahora no hace foco en un rival del Nacional B para enfrentar.

Como la lucha por la permanecia es esquizofrénica, también convoca al juego una mirada más pesimista del triunfo de los tucumanos. Una interpretación que a Central no debería pasarle desapercibida porque esta victoria de San Martín lo entrevera en la pelea a tal punto que hoy se ubicó en la promoción y empujó a Gimnasia (LP) al descenso. Qué paradoja. Los triperos le quitaron el invicto a Vélez y si el Clausura terminara hoy jugarían en el Nacional B. Mientras que en la fecha pasada empataron ante Arsenal y salieron de la zona más mortificante por la derrota de los tucumanos ante Colón.

Así de loco está todo. Lo que una fecha es tranquilidad, en la otra es angustia. Resulta imposible proyectar el destino de todos los equipos implicados. También es inútil sacar cuentas, profundizar en el fixture que le queda a cada uno o realizar combinaciones de resultados. Entrar en ese terreno es como hacerlo en un laberinto y no encontrar la salida. Además del casi adiós de los jujeños, lo otro que puede afirmarse es que Godoy Cruz con tres puntos más se olvida de todo. Encima el calendario le hace un guiño porque de los cinco encuentros que restan juega tres en Mendoza. Central sigue conectado al respirador artificial, pero la derrota de Racing le dio más señales de vida.

PorMauricio Tallone mtallone@lacapital.com.ar

Ovación

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario