Ovación

Central pescó en La Feliz la cuarta victoria al hilo y continúa reposicionándose

Tiene otro chip. El de ganador. Central dio en esta costera ciudad una marcada muestra de que es un equipo emergente. Produce en serie y prácticamente con materia prima de la casa.

Martes 27 de Noviembre de 2012

Tiene otro chip. El de ganador. Central dio en esta costera ciudad una marcada muestra de que es un equipo emergente. Produce en serie y prácticamente con materia prima de la casa. Sin dudas, el combo ideal para dominar el irregular torneo de la B Nacional en un período no muy lejano. Claro que aún dista de ser el gran producto a vencer. Pero estampó ayer el triunfo ante Aldosivi y sumó la cuarta victoria en cadena. Dio un pasito más hacia la línea directa del objetivo ya que se ubicó a dos puntos de los que ascienden.

Vaya que archivó los tiempos compulsivos que venían atormentándolo. Lo hizo en apenas cuatro contundentes presentaciones. Y otra vez tuvo como principal aliado a la calma. Además, los jugadores hicieron un culto al sacrificio cuando el Tiburón amenazó con rondar el campo auriazul con ánimo de lastimar.

Central mejoró. Tanto en lo estadístico como en el juego, pese a que aún padece algunas dificultades a la hora de ser compacto en todos sus frentes. Pero está más sólido y eso se vio reflejado.

La tarde comenzó para soñar con un triunfo canalla. Es que a los 10', Encina entró picante y con pelota dominada al área grande del Tiburón. Y como se percató que tenía la manzana rodeada, giró con un veloz movimiento y sacó de la galera un sutil derechazo, que terminó haciendo vibrar el horizontal.

A partir de ahí, el elenco de Russo empezó a mostrarse más ambicioso. Sobre todo porque los laterales Ferrari y Delgado fueron haciendo un ida vuelta constante por sus respectivos carriles. Además, el Sapo y Lagos también entraron en acción y eso le marcó al resto cuáles eran los pasos a seguir.

Aldosivi, por su parte, parecía estar perdido. Transitaba la cancha con impotencia por no poder entrar en contacto con el balón. Y Central, que ya le había agregado más frecuencia hacia el campo adversario, terminó encontrando su veranito antes de ir al descanso.

Fue a los 36' tras una perfecta triangulación. Encina asistió a Lagos con un gran pique. El ex Instituto recibió la pelota ante la sorpresa de los anfitriones y se la dejó servida a Medina para que definiera con total libertad y paciencia. Y Tony lo hizo como si estuviera en un campito de su Chaco natal ante la desazón de los locales porque pensaban que estaba en off side. El canalla se fue al descanso con el dulce sabor de que jugó el mejor primer tiempo de la temporada.

Aunque en el epílogo se vio a un canalla más planchado. Tal vez, el hecho de haber dado la gran estocada antes lo llevó a tomar una marcada cautela después, más allá de que se la ingenió para tener todo bajo control. Tal es así que el Tiburón sólo mostró sus dientes desafilados con dos remates de compromisos.

Y la postal del día en La Feliz terminó mostrando a un Central festejando con puños apretados e interminables abrazos no sólo la cuarta victoria seguida sino además el crecimiento en lo colectivo.

Triunfos y valla invicta

En su historia Central varias veces logró ganar cuatro partidos seguidos, pero en su historial desde que entró en los torneos de AFA en 1939 nunca lo había hecho terminando con la valla invicta. El canalla, después de un arranque complicado y con ausencia de buenos resultados, encontró el camino de los triunfos y con el de ayer metió 4 al hilo. La primera victoria en esta racha la consiguió frente a Defensa y Justicia por 1-0 y en condición de visitante, en un momento donde estaba en duda la continuidad de Russo. Después llegó el triunfo frente a Gimnasia (J) 2-0 en el Gigante, y luego Crucero del Norte y Aldosivi, ambos 1 a 0 y afuera de casa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS