Ovación

Central perdió sorpresa, Méndez no es el mismo y falta mucha pimienta arriba

Después de cuatro victorias al hilo que llenaron de elogios la apuesta joven de Ariel Cuffaro Russo, la propuesta bajó en intensidad y los resultados se dieron vuelta. De los últimos nueve puntos los canallas sólo pudieron rescatar uno, así la ecuación de eficacia se invirtió y encendió un llamado de atención que no debe ser ignorado.

Lunes 05 de Octubre de 2009

Rosario Central cambió de paso en el torneo Apertura. Después de cuatro victorias al hilo que llenaron de elogios la apuesta joven de Ariel Cuffaro Russo, la propuesta bajó en intensidad y los resultados se dieron vuelta. De los últimos nueve puntos los canallas sólo pudieron rescatar uno, así la ecuación de eficacia se invirtió y encendió un llamado de atención que no debe ser ignorado. Si no se atienden las moralejas que dejaron las dos derrotas consecutivas ante Colón y Arsenal, se puede entrar en zona de turbulencia y preocupaciones.

  "Hay que mantener la calma y no perder la brújula. No creo que hayamos bajado el rendimiento. Tuvimos algunos inconvenientes (expulsiones y lesiones) pero me parece que no decayó el rendimiento. Tenemos que seguir de la misma manera. Aunque obviamente, pretendo un equipo que genere más cosas", confesó el técnico auriazul tras la caída en el Viaducto.

  Analizando las causas del bajón, hay que resaltar previamente que este Central no modifica su libreto, no hay caprichos, sabe lo que tiene y a lo que debe jugar. Su conductor y los jugadores nunca cayeron en ambiciones desmedidas y conocen la verdadera lucha que deben enfrentar más allá de algún guiño ocasional de la tabla de posiciones.

  Pero también es cierto que se alejó de la huella original producto de que la fórmula de presión, salidas rápidas y toques cortos perdió capacidad de sorpresa; de algunas ausencias inoportunas de su capitán y patrón futbolítico dentro de la cancha; y de que perdió mucha pimienta en el arco de enfrente.

  Central no pudo mantenerse con el viento de cola del arranque del campeonato porque ya le conocen los planes y porque el impacto físico sobre el rival no parece ser el mismo. Porque Gómez y Moya respetan las consignas tácticas por los carriles pero no terminan de explotar sus virtudes en la generación de juego. Porque Méndez no volvió a ser la tromba de las tres primeras fechas (se vio ante Colón) y porque los volantes no colaboran con goles. Sólo el Yacaré Núñez convirtió ante Racing, pero actuando como lateral.

  El mayor déficit del equipo está en la ofensiva. En los últimos partidos le costó generar chances de riesgo y cuando construyó opciones las desperdició. Hace 327 minutos que no infla la red adversaria. No supo aprovechar sus momentos y pagó muy caras sus distracciones. l

Mostró una base

Cuffaro Russo dejó en claro que respeta su base de trabajo y que hay nombres que repite. Ocho jugadores actuaron como titulares en los siete partidos del torneo. Broun, Chitzoff, Burdisso, Gervasio Nuñez, Jonatan Gómez, Paglialunga, Zelaya y Castillejos. En tanto, Franzoia fue la primera opción de cambio. Nunca fue titular pero ingresó las seis veces que estuvo en el banco. No estuvo presente contra Chacarita (4ª fecha) porque estaba expulsado. Totaliza 111 minutos en cancha y le marcó un gol a Tigre.



 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario