Ovación

Central perdió el partido que no podía perder y se terminó el sueño de la promoción

Central no pudo con Unión, cayó por 1 a 0 y se le esfumó la ilusión de seguir peleando por llegar a la promoción. El gol de Julián Velázquez, a los 20', que se convirtió en el triunfo tatengue, terminó condenando al canalla a jugar otra temporada más en la B Nacional. El partido fue suspendido en tiempo adicional por incidentes.

Domingo 29 de Mayo de 2011

Frustración, desencanto y desconsuelo son algunas de las sensaciones que atravesaron a los hinchas el día en que se terminó el sueño del ascenso a primera para Central. El equipo canalla no tenía margen para el error. Sólo una victoria le permitía mantener viva la ilusión de llegar a la segunda promoción. Pero el equipo dirigido por Omar Palma falló en el partido en el que no tenía margen para hacerlo. Y ahora debe consolarse con el hecho de tener que transitar otra temporada más en la B Nacional. Fue derrota 1 a 0 ante Unión, que de esta manera empieza a saborear el ascenso directo a primera luego de 8 temporadas, mientras que al canalla sólo lo sostiene un milagro, puesto que quedó a seis puntos de Belgrano con nueve en juego.

Claro que a Central no lo terminó condenando sólo la derrota de esta tarde ante Unión, en la que no debió quedarse con las manos vacías, sino el cúmulo de errores que cometió a lo largo de la temporada, tanto adentro como afuera de la cancha. Adentro por el bajo rendimiento que tuvieron la mayoría de sus jugadores, especialmente los referentes y varios de los que llegaron como refuerzos y aportaron muy poco. Y afuera, porque la apuesta  que hicieron los dirigentes, desde la elección de los entrenadores hasta la incorporación de jugadores, estuvo muy lejos de dar los frutos esperados por todos.

Es cierto que el equipo del Negro Palma mereció, cuanto menos un empate, por lo hecho a lo largo de los 90 minutos ante un Unión, que, al igual que sucedió ante Rafaela, se llevó el premio mayor sin haber hechos méritos para eso. Unión sólo sacó provecho de las pelotas aéreas y de jugar con la desesperación de Central en la mayor parte del complemento, cuando los canallas se descubrieron en la búsqueda del empate, que nunca llegó, pese a las chances que dispuso.  

El partido arrancó con mucho ritmo, con los dos llegando, pero enseguida Central logró imponer condiciones con el manejo y el mayor volumen de juego de su mediocampo, con Jesús Méndez como abanderado. De esa manera generó algunas aporximaciones importantes, aunque la más clara estuvo en los pies del chico Lazo, quien capturó un rebote en el área y su zurdazo se estrelló en la base del palo derecho del arco defendido por Limia. 

Unión, por el contrario, esperaba y lastimaba en cada pelota aérea que tenía cerca del área del canalla. Por esa vía el tatengue casi encuentra la apertura a los 9', cuando Juan Aveldaño metió un cabezazo que fue manoteado por Bava antes de rebotar en el palo.
 
Y cuando casi todo era de Central en el partido, una serie de rebotes y una carámbola encontró a Jorge Velázquez solo ante Bava, que dejó en el camino al arquero para marcar el gol del triunfo.

El propio Velázquez casi marca el segundo, tras una buena aisstencia de Pablo Pérez -un ex Newell's-, que aprovechó las grietas del fondo canalla, cuyo remate fue rechazado por Bava al córner.

Enseguida lo tuvo Paulo Rosales -otro ex Newell's- pero se equivocó en la puntada final.

De a poco, Central reaccionó y volvió a forzar el empate, pero otra vez el palo le dijo que no. Esta vez fue el izquierdo de Limia, que devolvió un cabezazo goleador de Toledo.

En el complemento, Palma quemó las naves y mandó a la cancha a Pirulo Rivarola, el chico Coniglio y a Lucho Figueroa, pero pese a las varias chances con las que contó no pudo revertir la historia.

Una historia que se empezó a escribir mucho antes de la frustación de esta tarde. Una historia que sólo disimuló el triste presente del canalla por el envión que logró el equipo con la conducción de Palma, pero que no fue suficiente para seguir una temporada más en la B Nacional.

La suspensión del partido, en tiempo adicional por incidentes, no hizo más que matizar la floja campaña del canalla, que arrancó el año para ser protagonista y con el objetivo del ascenso directo y terminó paseando su sombra en una categoría en la que nunca se sintió a gusto. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario