Ovación

Central nunca le encontró la vuelta al partido y cayó 1 a 0 con Gimnasia en La Plata

Los locales ganaron 1 a 0 con gol de Franco Neill, a los 12 del primer tiempo. Los canallas lo buscaron pero fueron tibios. Casteglione se fue expulsado en el complemento.

Domingo 02 de Junio de 2013

Central dejó tres puntos en La Plata y también una imagen un tanto desflecada. Perdió 1 a 0 con Gimnasia, con un golazo de Franco Neill, postergó sus ganas de gritar campeón y terminó el partido con uno menos por expulsión de Casteglione.

En el comienzo del cotejo se vio a un Central desbordado por la presión platense en la zona media. No la agarraba ni Domínguez ni Méndez y el toque canalla sufría mal de ausencias.

En esos minutos Gimnasia jugó casi todo el tiempo en campo rival y el premio llegó a los 12, con el golazo de Neill. La defensa auriazul jugó al límite ante la arremetida de Pereyra, quien abrió para Neill, que quedó solo ante Caranta y la pinchó por sobre la cabeza del arquero.

En desventaja, el equipo de Russo no salió a lo loco, porque estaba un poco peleado con la sutileza y porque el rival seguía con su planteo de morder en cada sector del campo.

Pero, claro, ese ritmo fue imposible de sostener y entonces Central se amigó con la redonda. Por derecha, Ferrari se acopló a Encina y rompieron el cerco un par de veces. Por izquierda, Lagos y Medina provocaron huecos y también hubo llegadas.

Méndez tuvo un tiro libre que se fue muy cerca, en lo más claro de la etapa, aunque sobre el final de ese tiempo arrinconó a su rival contra su área.

En el segundo tiempo, la cosa no varió demasiado. Gimnasia salió otra vez con el libreto de apretar bien arriba y no dejarle espacio a Central para armar su juego. Lo consiguió de a ratos y el partido se hizo trabado, anodino, muy friccionado.

Russo movió el banco y mandó a Becker y Carrizo a la cancha para darle mayor frescura al ataque. También lo consiguió de a ratos aunque la tónica del encuentro fue la lucha.

Carrizo tuvo en sus pies el empate pero definió mal y ganó Monetti, y comno el cotejo era el típico en el que no podés derrochar tus chances, Central le dijo adiós a sus chances de empatar.

Mucho más luego de la infantil expulsión de Casteglione, que provó a su equipo de una arremetida final que a veces suele torcer los destinos de un partido.

Fue derrota nomás, un final impensado en el horizonte canalla, pero derrota al fin.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario