Ovación

Central no se resigna: le ganó bien a Atlético Tucumán y todavía sueña con la Promo

Con una actuación sólida y convincente y ante un rival directo, Central superó merecidamente a los tucumanos (2 a 0), lo que le permite seguir soñando con la todavía lejana promoción. Antonio Medina, a los 17', y Javier Toledo, a los 21' del complemento, marcaron los tantos canallas, que se sobrepusieron a la lesión de Vismara en el primer tiempo. El conjunto de Palma llegó a 46 unidades y quedó a cinco de la promoción. 

Sábado 14 de Mayo de 2011

Central no se resigna. Sabe que la consigna de llegar a la promoción es todavía una muy lejana posibilidad. Y que además no depende sólo de sí. Pero en el afán de mantener su ilusión esta tarde se encargó de cumplir con la parte que le toca. Y lo hizo con una muy buena victoria ante Atlético Tucumán, por 2 a 0, que es un rival directo en la lucha por el ascenso. Por ese este triunfo no es uno más, sino que tiene un plus, no sólo porque le descontó tres puntos importantes a su rival de hoy, sino porque lo hizo con una actuación sólida y convincente que hace que su gente vuelva a creer y que le otorga crédito a este equipo de Palma. 

Central edificó el triunfo desde la solidez defensiva, con una dupla que muchas veces estuvo dubitativo (Valentini y Braghieri), desde un muy trabajo de Vismara en la contención, mientras estuvo en la cancha, el manejo de Méndez, y la peligrosidad que aportaban con sus gambetas los bajitos Carrizo y Medina, que fueron indescifrables para el inseguro fondo tucumano donde la dupla de centrales (Páez y Baroni) casi nunca hizo pie.
Es cierto que los canallas llegaron al gol por un horror del fondo visitante, cuando entre Páez y Ischuk se hicieron un nudo y el movedizo Medina aprovechó para robársela y poner el primero. Pero Central, que ya había hecho méritos antes del gol, terminó justificando la victoria parcial largamente.

Porque siempre fue más que su rival, tanto en el trámite como en las áreas, donde siempre ganó. En la propia, porque salvó algún cabezazo aislado de la visita, siempre se las ingenió para despejar el peligro. Y porque en la otra, en cada llegada profunda y con la pelota al piso, siempre lastimó a su rival. Especialmente por lo hecho por Medina y el pibe Carrizo, que cada día está más firme y seguro con la pelota. Hoy secundado por Rivero, que por momentos se asoció bien.

Pero la diferencia que sacó en el partido, en el que manejó el balón con mucho aplomo en la mayor parte, fue tan notoria que pese a la salida por lesión de Vismara en el complemento, fue el dominador casi absoluto del partido, de no ser por algunos pasajes aislados en el final del partido en el que el Decano creció y llegó con cierto peligro, pero que nunca le alcanzó para poner en riesgo la victoria canalla.

Una victoria que comenzó a asegurar cuando Toledo, a los 21 del complemento, aprovechó para enviar al fondo del arco, un rbeote en el arquero, luego de una guapeada del pibe Lazo -reemplazó a Vismara- que le ganó un defensor y sacó el remate que Ischuk no pudo retener.  

Es cierto que la Pulga Rodríguez estrelló un remate en el palo derecho de Broun, desde fuera del área, que le pasó por abajo al arquero, y un remate que tapó el mismo Factura cuando el aprtido amanecía, a los 4', de Sebastián Battaglia. Pero fue demasiado poco para un equipo que llegó ambiciones de prolongar su buen momento -venía de ganarle el clásico a San Martín- y se fue derrotado y abatido ante un Central que no sólo logró un buen triunfo ante un rival directo, sino que lo hizo de manera convincente y que, además, le permitió seguir creyendo en que la promoción, pese a que sigue estando lejos, no es una quimera.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario