Ovación

Central no arranca: sólo igualó 1 a 1 con Ferro y profundizó su crisis

Otra vez Central jugó mal y no encontró los caminos para vulnerar al equipo de Caballito. Antonio Medina, a los 28', había empatado, tras la apertura de Pereyra Díaz, a los 24'. Central no logra hacer la diferencia en el Gigante y sigue en la parte de abajo de la tabla de la B Nacional. Hubo algunos silbidos al término del partido.

Domingo 04 de Noviembre de 2012

Partido tras partido, Central profundiza su crisis. Sigue sin poder levantar cabeza y todo se le empieza a hacer muy cuesta arriba. Es que los encuentros se suceden y los problemas continúan y, por ende, sigue encadenando una racha de malos resultados, que cada vez lo alejan más de su objetivo de ascenso, una meta que a esta altura asoma como utópica, no sólo por los resultados que consigue -o que no consigue- sino también por la pobreza futbolística que exhibe en la cancha. Hoy igualó 1 a 1 con Ferro, como local, en un partido entretenido, en el que los canallas trataron se imponer superioridad y por momentos lo consiguió, aunque siempre fue más en base a fuerza y empuje, que a claridad futbolística. 

Central repitió los males de los partido anteriores, en los que adoleció de claridad de tres cuartos de cancha en adelante, donde a medida que se acercaban al área rival parecían nublarse la vista y la razón y quedar presos del nerviosismo y de la falta de ideas. Al punto que hilvanó su quinto partido sin triunfo, con tres empates y dos derrotas.

Dos hechos incontrastables de esto es que el técnico Miguel Russo terminó jugando entre los once con Fernando Coniglio, Federico Carrizo y el debutante Walter Acuña, quienes ni siquiera estaban entre los concentrados en el arranque del torneo, una muestra más del desconcierto de este equipo que no encuentra un patrón de juego claro y definido y que, más allá del esfuerzo y las ganas, no encuentra su horizonte.

Pudo ser de Central, que, especialmente en el primer tiempo, tuvo algunos buenos pasajes de juego, con volumen de juego y generación por las puntas, pero que por una cosa o por otra siempre le falta medio para el peso.

Por suerte para el pueblo canalla, Antonio Medina metió un zapatazo desde fuera del área en el primer tiempo para empatar antes que la desesperación se adueñara de la escena y, especialmente de los hinchas.

Pero también lo pudo perder, porque si bien dominó en el trámite más de lo que lo dominaron, Ferro, un equipo limitado pero que tiene claro a que juega, lo complicó más de la cuenta. No sólo con la apertura del marcador por parte de Pereyra Díaz, sino por que Acuña y Miranda se las ingeniaron para complicar a un fondo que sigue brindando muy pocoa seguridad,, más allá de que hoy no cometió grandes errores, y que encima a los 10 minutos debió hacer un camb io forzado por la salida de Talamonti lesionado -se le trabó el pie derecho en la primera jugada del partido.

En definitiva, Central sigue sin rumbo. No puede con sí mismo. Igualó otra vez y profundizó su crisis. No encuentra los caminos. No sólo al arco rival -al margen del rival de turno-, sino en su ruta hacia el objetivo que todos se trazaron a comienzos de temporada: el ascenso.
 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS