Ovación

Central: muchos jugadores, pocos refuerzos y escasos resultados

Según un informe elaborado por Sociocanaya.com la dirigencia de Central contrató diecisiete refuerzos, los que en total marcaron sólo 10 goles en lo que va de la temporada.  De hecho, los canallas marcaron 33 goles en 31 partidos, lo que equivale a 1,06 de promedio por partido.

Viernes 06 de Mayo de 2011

Uno de los axiomas más viejos del fútbol reza que los partidos se ganan con goles. Por más simple que parezca, el refrán puede pintar de cuerpo entero la actualidad de un equipo. Y es una muestra cabal de lo que ocurre con Central, que convierte muy pocos goles, especialmente si se computa lo que genera, pero que paradójicamente recibe muchos goles de parte de los adversarios.

Con sólo observar las estadísticas, salta a la vista que Central marcó 33 goles en 31 encuentros, lo que denota un bajo promedio de 1,06 por partido. De hecho, todos los equipos que se encuentran por encima del canalla tienen más y mejor diferencia de gol que los auriazules, según un informe difundido por la página web Sociocanaya.com (www.sociocanaya.com).

Más doloroso aún resulta -dice el informe- el panorama si se analiza la inversión realizada a lo largo de la temporada en cuanto a cantidad y calidad de jugadores incorporados. Lamentablemente, las cifras indican que, entre los 17 refuerzos que llegaron al club, solamente convirtieron 10 tantos. Es decir, algo más de medio gol por incorporación.

Pero el dato más desalentador de esto, es que 12 de los 17 futbolistas que llegaron al club se desempeñan como volantes o delanteros (en realidad todos a excepción de Bava, Guizasola, Peppino, Rodríguez y Shaffer, que ya rescindió el contrato). Y, peor aún, Central contrató a 5 delanteros para la actual temporada, entre los cuales acumulan solamente 6 goles (3 de Toledo, 2 de Medina, uno de Biglieri, mientras que el colombiano Monsalvo y Carioca Velázquez -volvió al club- no convirtieron).

En definitiva, y a pesar de la fortuna invertida en incorporaciones, el goleador del plantel es el hoy excluido -y lesionado- Luciano Figueroa, con 10 gritos, seguido por Martín Rivero con 4 y Fernando Coniglio con 3. Todos ellos ya estaban en el club cuando la actual conducción tomó las riendas deportivas.

Las otras incorporaciones que pudieron anotarse en las redes ajenas fueron Federico Vismara, Diego González y el Kily González. El resto, independientemente del puesto que ocupen en la cancha, aún mantienen sus casilleros en cero.

De más está aclarar que la finalidad de este artículo no es pretender que Peppino o Rodríguez conviertan goles, sino remarcar a través de una mera estadística, las deficiencias a la hora de seleccionar las contrataciones de nuestro equipo.

Para graficar con más ejemplos y hacer más dura la realidad, entre la dupla delantera del modesto Boca Unidos, Núñez y Visconti, marcaron 18 goles, es decir, exactamente el triple de los que consiguieron los atacantes que llegaron a Central.

La falta de gol no es solamente responsabilidad de los atacantes por eso se incluye a todo el plantel en el análisis. Lamentablemente, a esta altura es difícil remendar las falencias cometidas y lograr que la pelota “pegue en el palo y entre” como dijo Omar Palma.

Independientemente de lo que ocurra de aquí en más, está claro de que el actual mánager (Gonzalo Belloso) debe realizar la autocrítica necesaria y recaer en la realidad de que no está capacitado para afrontar una misión tan complicada como el armado de un plantel para la alta competencia. Porque nadie podrá objetar que, si bien la falta de efectividad fue de los futbolistas dentro de la cancha, el primero en errar los goles fue Gonzalo Belloso en los escritorios.

Informe: www.sociocanaya.com

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario