Central

Central mejoró su juego, lo tuvo a Teo para definir y sumó su segundo triunfo al hilo

Final del partido. Con un gol del colombiano a los 16' del complemento, el equipo de Paolo Montero rompió una racha de cinco partidos sin ganar en el Gigante y venció a Tigre.

Sábado 25 de Marzo de 2017

Teo Gutiérrez no estaba en los planes y le terminó dando el triunfo a Central. El colombiano selló la victoria canalla sobre Tigre y estuvo bien. Porque recompuso su imagen futbolística a pesar de algunos errores y porque sumó su segundo triunfo en fila después del 1 a 0 ante Quilmes. No le sobró nada, pero sumar importa.

Central no mostró demasiado en el arranque. Con apenas 38 segundos Tigre le hizo pegar un gran susto en una misma jugada. Porque de una presión alta se abrió un callejón para que se metiera Castro y el Ruso Rodríguez la mandó al córner manoteándola. Y del córner, el Chino Luna la cabeceó apenas alto.

Cuando intentó empezar a jugar, Tigre le metió tanta presión al canalla que le cortó los circuitos futbolísticos y ni Fernández, ni Camacho ni Carrizo se hacían del balón.

Central se arrimó con un cabezazo de Ruben a los 8'. Demasiado poco para un equipo que necesita protagonismo.

Costó varios minutos que el canalla se recuperarra. Y en el medio Tigre le metió más presión y una cuota de miedo. Y gracias a que estuvo el Ruso Rodríguez la cosa no pasó a mayores. Porque el arquero se erigió en figura cuando a los 13' abortó una entrada de Menossi luego de que la defensa local mirara desde una platea preferencial.

Y a los 20', Luna metió un cabezazo letal y el golero mostró sus mejores reflejos para sacarla hacia la derecha.

Central empezó a hacerse del balón, aprovechó que Tigre aflojó en su presión, y comenzaron a aparecer los que piensan, los que saben qué hacer con la pelota. Aparecieron las pequeñas sociedades y de allí al juego asociado hubo un paso. Camacho se metió más, Teo y Ruben retrocedían y se sumaban al circuito, Carrizo estaba más justo en las entregas. Así, el local fue edificando juego y peligro.

Tras un penal no cobrado a los 25 por una mano de Sosa tras un cabezazo de Camacho, Ibañez sacó sus credenciales al tapar en una misma jugada un remate a colocar del propio Camacho y, en la continuidad de la jugada, le tapó un bombazo a Teo Gutiérrez.

Embed

En el complemento, Central comenzó siendo otro, quizás consciente de que podía y que debía sostener esas buenas intenciones que había mostrado sobre el final de la primera mitad.

Y en un puñado de segundos fue Camacho quien probó al arco y su remate se fue cerca.

La pelota empezó a pasar por los pies del uruguayo, Carrizo se metía en la conversación, Teo y Ruben estaban activos y así el juego asociado canalla se iba solidificando. A los 8', Montero sorprendió sacando a Camacho y haciendo ingresar a Colma.

El volante fue actor clave en la jugada del gol. Tras quitar una pelota en tres cuartos de cancha, el exChacarita metió una diagonal par la entrada de Teo, quien definió sobre el palo izquierdo y consiguiendo de esa manera su primer gol con la camiseta de central jugando en el Gigante.

Embed

El ingreso del pibe Lovera por Villagra le dio más frescura al ataque canalla, pero sobre la media hora el equipo de Montero levantó un poco el pie del acelerador y el local se dedicó a hacer circular la pelota y manejar los tiempos del partido.

Tigre se debatía entre el cansancio y la necesidad de llegar a la igualdad pero no le alcanzó. Central se llevó un merecido triunfo porque supo cambiar a tiempo, hizo el gol en el momento justo y después lo pudo sostener. No le sobró nada, pero logró su segundo triunfo en fila y es un aliciente enorme para un equipo que estaba acostumbrado a sumar de a tres mucho más seguido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario