Ovación

Central manejó los tiempos y el fútbol y se llevó de Mendoza un triunfo muy bien pensado

Final del partido. Con los goles de Marco Ruben, Marcelo Larrondo -la figura del partido- y Marco Ruben, el equipo del Chacho Coudet le ganó 3 a 1 a Godoy Cruz y llegó a los 49 puntos en la tabla. 

Sábado 19 de Septiembre de 2015

 

Fue una buena demostración futbolística de Central. Sin la intensidad de la que hace gala este equipo del Chacho Coudet en cada presentación. Pero con convicción y juego asociado. Y fue victoria 3 a 1 ante Godoy Cruz con puntos altos como Larrondo y Lo Celso, con rendimientos bastante parejos y con la convicción de siempre de un equipo que por enésima vez intentó y consiguió plasmar en la cancha lo que dice en la semana. Eso de ser protagonista.

 

Central no mostró la intensidad que pregona habitualmente su entrenador Eduardo Coudet. Sin embargo, tuvo otras armas, otras herramientas para controlar el juego que intentó Godoy Cruz e imponer la supremacía del propio cada vez que tenía la pelota en su poder.

Con una buena distribución del balón, con el juego colectivo asociado que partía de Lo Celso o de Montoya, con un Marco Ruben encendido y atento a cada movimiento y el gran acompañamiento de Larrondo, Central controlaba atacando a un Godoy Cruz que comenzaba a mostrar serias fisuras y desatenciones en el fondo y que se hacía previsible cuando progresaba en el terreno.

A los 6', un buen pase de Lo Celso encontró al afilado Ruben y su remate franco se fue cerca del palo izquierdo de Rey.

Y a los 10', con todos los síntomas de que la defensa tombina iba a cometer un error grueso en la primera de cambio, Pinola se mandó por su sector, puso un pase entre líneas para Lo Celso, el volante le puso un pase con su sello a Larrondo, el delantero habilitó a Ruben que la empaló ante la salida del arquero para poner el 1 a 0.

Era justo por lo hecho por uno y otro, por la propuesta que hasta allí exhibía cada uno. Por eso no sorprendió que nueve minutos más tarde -tras una gran jugada individual de Montoya que el arquero mandó al córner-, Larrondo aprovechó las imperfecciones del fondo mendocino para despejar una pelota que no aparentaba peligro, anticipó a Galeano y la mandó al fondo para el 2 a 0.

Godoy Cruz reaccionó por amor propio, no porque tuviera el marco conceptual como para cambiar la historia del partido. Fue de la mano de Zuqui, con Leandro Fernández, con las esporádicas apariciones de Gonzalo Díaz, con el intermitente Ayoví. Pero Central se las arreglaba para contrarrestar cada intento ofensivo. Un bombazo de Leandro Fernández a los 33' fue lo más parecido a un ataque local.

Central tuvo un par de situaciones bien empezadas pero mal cerradas, como ese remate de Larrondo a los 36' que se fue alto y esa buena jugada de Lo Celso a los 38' que terminó definiendo sin precisión.

En el complemento Godoy Cruz modificó su defensa y pasó a jugar con cuatro marcadores. Claro el agregado de futbolistas no fue garantía de nada porque el canalla mostró sus intenciones desde el vamos de no conformarse con el 2 a 0 parcial. Estuvo atento a la jugada y mantuvo a algunos jugadores clave, como Giovanni Lo Celso y Marcelo Larrondo, en un buen nivel. Claro que un punto fuerte del canalla fue el juego asociado a la hora de hacerse dueño del balón y progresar en el terreno.

Por eso no fue sorpresa que tras una gran jugada colectiva que empezó por derecha Larrondo -quizás la figura del partido-, que siguió en los pies de Montoya, pasó por la acomodada exquisita de Lo Celso y encontró al ex Godoy Cruz José Luis Fernández para sentenciar el 3 a 0.

El equipo del Gringo Heinze iba con más intenciones que criterios. Con eso, se las ingenió para molestar a un Central que fue bajando las revoluciones, comenzó a regular el ritmo y eligió descansar en sus seguridades futbolísticas.

El Tomba comenzó a arrimarse y Caranta debió exigirse manoteando al córner a los 16' un centro que derivó en tiro al arco de Jeréz Silva. A los 32' llegó el descuento cuando en una de las pocas desatenciones del fondo canalla, Leandro Fernández la recibió en el borde del área chica y sentenció con un zurdazo a Caranta.

Dos minutos más tarde estuvo cerca Ayoví. Eran avanzadas esporádicas de un Godoy Cruz que tenía algo más la pelota pero carecía de intérpretes adecuados,

Cuando aceleraba, Central tenía más consistencia desde un preciso control de la pelota y de la insistencia en buscar al compañero mejor ubicado.

Fue una nueva victoria de visitante. Fue en otra buena producción futbolística. La racha sigue encendida y Central sigue ratificando que su protagonismo está intacto. En el canalla hay tela para seguir cortando e ilusiones a las que aferrarse.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS