Ovación

Central logró un trabajoso triunfo para volver a la punta y mirar a todos desde arriba

Con gol de Marco Ruben, a los 21 del complemento, el canalla venció por 1-0 a Temperley, obtuvo su quinta victoria consecutiva y no se baja de la punta. El canalla jugó todo el segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión de José Luis Fernández. 

Lunes 16 de Marzo de 2015

Central se lo tomó en serio y no se baja de la punta. Esta tarde logró un triunfo tan gratificante como trabajoso ante Temperley (1-0), que le permite no solo prolongar el invicto, con una seguidilla de cinco victorias sobre igual cantidad de partidos, para volver a mirar a todos desde lo más alto de la tabla de posiciones
 
Un triunfo en el que no solo debió sobreponerse a la circunstancia de jugar con uno menos y sin su público, sino que también careció del fútbol asociado que supo mostrar en algunos pasajes de un torneo, pero que, sin embargo, le alcanzó para superar a un equipo celeste que por momentos lo exigió mucho, pero al que, sin embargo, le sobró conformismo y le faltó ambición para buscar el desequiilibrio cuando el canalla jugó todo el complemento con uno menos. 
 
De hecho, al canalla, que como dijo su técnico Eduardo Coudet "jugó mal" el primer tiempo, le bastó que Franco cervi se iluminara una vez en el partido y le metiera un pase en profundidad para Marco Ruben, que en la única chance que tuvo, mandó el balón al fondo del arco para hacer delirar a los hinchas canallas que estaban prendidos a los telñevisores palpitando las instancias del encuentro.
 
En el arranque el trámite fue parejo, con Central que se quería acomodar ante un Temperley que presionaba y no lo dejaba jugar. 
 
Pese a ese andar intenso y que por momentos se hizo de ida y vuelta, más allá del calor que hacía, Central fue el primero que llegó en profundidad. Fue a los 10', a la salida de un córner, cuando nery Fomínguez ganó en el segundo palo y metió un cabezazo cruzado que ni Ruben ni Niell alcanzaron a empujarla y Chimino terminó despejando en la línea. 
 
Sin embargo, esa jugada terminó de abrir el partido, puesto que se sucedieron las llegadas de un lado y del otro.
 
De hecho, a los 12', en una contra rápida, Brandán -de buen manejo- habilitó a Dinenno, quien sacó un remate cruzado al segundo palo que exigió a Caranta, que la mandó al córner. 
 
Un minuto después, el Lungo Bojanich cabeceó desde el borde del área y obligó al arquero canalla a desviarla por arriba del travesaño. 
 
"Juguemos, empecemos a jugar", se escuchó en un momento del primer tiempo al Chacho Coudet, preocupado porque el equipo no respondió de acuerdo a sus expectativas, ante un Temperley que sorprendió por la presión alta y su audacia para ir a buscar el arco rival. 
 
En ese marco, una contra del canalla terminó con un disparo anunciado de Cervi, al tiempo que un minuto después, Barrientos ensayó un disparo desde afuera del área que se fue lejos. 
 
En la segunda parte de la etapa -pararon para refrescarse-, el trámite se cayó, se hizo más previsible y sin tanta movilidad, aunque en ese marco el uruguayo Aprile anunció con un remate desde afuera del área, que fue a las manos de Caranta, que estaba en el medio del arco. 
 
En el cierre, José Luis Fernández -de flojo rendimiento- cometió dos faltas descalificadores y el árbitro pompei lo expulsó, tras mostrarle dos amarillas en el mismo momento. 
 
Y para colmo, a punto estuvo de arrancar en ventaja el complemento, cuando el lateral Fernando González tiró un centro, casi sin destino, que sobró a Caranta y picó en la línea y por milagro no se le metió dentro del arco. 
 
Con un hombre menos, todo se le hizo más cuesta arriba al canalla, que estuvo inconexo, sin volumen de juego y sin gravitación de los jugadores más desequilibrantes, por lo que Marco Ruben quedó solo y muy aislado en la ofensiva. 
 
Sin embargo, y empujado por la necesidad, el canalla adelantó sus líneas, aprovechando que el celeste le cedió el terreno y la pelota y comenzó a buscar con decisión, aunque sin ideas ni mucho fútbol. 
 
¿Temperley? Se replegó más que nunca cerca de su arco y apostando a una contra.  
 
Hasta que a los 21' del ST., Colman metió un pase para Cervi, que se filtró y le metió un pase entrelíneas para Ruben, que desde el piso alcanzó a tocarla de zurda para mandarla al fondo de la red ante la salida del arquero, que nada pudo hacer.  
 
Fue una de las primeras jugadas asociadas del canalla en ataque en la que pudo armar una sociedad que le dio tantos resultado en los últimos partidos: Cervi y Ruben. 
 
El tanto del goleador del torneo -llegó a cinco- tranquilizó al canalla, le dio más confianza y le permitió manejar de a ratos la pelota, ante un rival que debió salir a buscar el partido en los minutos finales.  
 
Claro que la necesidad de Temperley hizo que el canalla terminase jugando los últimos minutos del partido con la espalda demasiado cerca de Caranta, tratando de garantizar una victoria que vale doble, que fue muy trabajosa, pero también muy gratificante, y que le permite seguir con una racha envidiable de victorias -cinco al hilo en igual cantidad de partidos- y seguir mirando a todos desde lo más alto de la tabla de posiciones. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS