Ovación

Central logró un gran triunfo en Brasil y dio un paso enorme para pasar a cuartos de la Copa

Con gol de Marco Ruben, a los 13', el canalla se trajo una muy buena victoria ante Gremio, con un planteo inteligente, mostrando cáracter, temple y también buen fútbol. Fue siempre protagonista y estuvo más cerca de marcar el segundo que los brasileños de llegar al empate. 

Miércoles 27 de Abril de 2016

Cuando más lo necesitaba, Central jugó ante Gremio uno de los mejores partidos de la temporada y se trajo una gran victoria para Rosario que lo deja con un pie en la próxima fase de la Copa Libertadores. Fue 1-0 con gol de Marco Ruben ante Gremio en Porto Alegre, en una noche en que el canalla volvió a parecerse al equipo compacto, que jugaba con mucha ambición y que lastimaba en ofensiva como lo hacia al rpincipio de la temporada. 
 
Esta noche en Porto Alegre fue superior a su rival desde la propuesta y la intención hasta la ejecución de los protagonistas en la cancha, donde muchos jugadores mostraron un buen nivel, como Ruben, Damián Musto y Víctor Salazar, entre otros. Porque el canalla fue protagonista casi todo el partido, cuando le tocó jugar y también cuando debió mostrar temple y aplomo cuando el rival se venía, más allá de que Gremio casi nunca tuvo ideas y fútbol ante un rival que fue superior a lo largo de casi todo el encuentro.  

En el arranque Central se había mostrado muy ambicioso, parándose y presionando en el medio a Gremio, al punto de manejar el trámite, aunque el equipo gaúcho había tenido una llegada clara. Pero en la primera chance que tuvo el canalla, Marco Ruben -cuando no- aprovechó un pelotazo largo de Salazar y la pelea del Chaqueño Herrera ante una floja respuesta defensiva de los brasileños para sentenciar al arquero con un derechazo y decretar la apertura del marcador en Brasil.

Gremio intentó reaccionar ante un equipo canalla que siempre apostó a jugar y que le copó el medio por momentos a Gremio, aunque los brasileños también tuvieron sus aproximaciones al arco defendido por el uruguayo Sosa, como en el remate que se fue alto de Bolaños, cuando estaba solo ante el arquero, luego de un córner que nadie puede rechazar.

En este marco, y en medio de la impotencia de los brasileños, el partido se hizo picado y de pierna fuerte por momentos.

Pero como para demostrar que lo del canalla no fue casualidad, Ruben lo tuvo otra vez en el cierre de la etapa (a los 44'), cuando tras sacarse la marca de encima, Marco metió un zurdazo fantástico dio en el travesaño, cuando el arquero no tenía nada que hacer.  

El complemento fue una prolongación de la primera parte, con un Central compacto y protagonista y que daba la sensación de estar más cerca del segundo que Gremio del empate. Al punto que lo tuvo Montoya, tras un buen centro de Salazar, pero no pudo definir, o tras un centro desde la derecha del propio Montoya, que nadie alcanzó a conectar en el área.

La excursión de Central por Brasil fue a pedir de su gente. Es que Central, no solo recuperó su buen juego y andar, sino que se trajo lo que fue a buscar. Una victoria que la pensó desde antes de jugarlo y que la ejecutó con muchísima claridad dentro del terreno de juego, con jugadores que estuvieron en un nivel muy alto. Un triunfo que lo deja con un pie y medio en la otra fase de la Copa Libertadores, más allá de que todavía falte la revancha en el Gigante, el jueves de la semana próxima. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario