Ovación

Central le ganó a Racing y se metió en la final de la Copa Argentina y en la Libertadores

El goleador Marco Ruben marcó el tanto del triunfo por 1-0 a los 45' tras una gran habilitación del talentoso mediocampista Lo Celso. El equipo de Coudet se medirá con Boca en el choque por el título.

Viernes 23 de Octubre de 2015

Central lo hizo. Y sueña. Le ganó a Racing por 1-0 en el estadio Padre Martearena de Salta y tuvo un premio doble. Porque se metió en la final de la Copa Argentina y se clasificó a la próxima edición de la Copa Libertadores. Fue una jornada redonda por donde se la mira para el conjunto de Eduardo Coudet.

Ahora el canalla piensa en Boca. Porque el equipo que conduce Rodolfo Arruabarrena será su rival en el partido donde estará en juego el título del torneo más federal del fútbol argentino, y también es su rival directo en la lucha por el certamen local.

El conjunto de Arroyito hoy festeja a los grande. No es para menos por lo que consiguió. Y esta vez lo hizo gracias al peso de sus individualidades, que fueron los encargados de inclinar la balanza. Si bien a nivel colectivo el equipo rindió, fueron el delantero Marco Ruben y el mediocampista Giovani Lo Celso quienes le abrieron el camino a la final al canalla. Porque a los 45' el habilidoso mediocampista, tras una gran jugada individual, le puso la pelota del gol en la cabeza al infalible goleador.

Y si hay que buscar una mala para Central, esa es que no podrá contar con el talentoso Lo Celso en la final porque a los 83' se fue expulsado por ver la segunda tarjeta amarilla.

El equipo del Chacho Coudet salió a hacer su juego.  De arranque intentó manejar la pelota y posicionarse en campo rival. Pero se encontró con un rival muy bien parado que no tuvo demasiados inconvenientes para cortarle los circuitos de juego.

El primer cuarto de hora mostró un partido chato. Ninguno de los equipos pudo inclinar la cancha a su favor debido a que el trámite del encuentro fue por demás de cortado. Pero ante esta situación fue Racing el que generó la jugada de peligro más clara con un centro desde la izquierda que el defensor Lollo no pudo conectar bien.

Con el correr de los minutos fue el equipo de Diego Cocca el que comenzó a mandar en las acciones. Pero en contra de los pronósticos fue el canalla el que casi abre el marcador. A los 21' el delantero Marcelo Larrondo, tras una gran habilitación del mediocampista Walter Montoya, empujó la pelota al gol con el arquero Sebastián Saja vencido, pero el volante Francisco Cerro salvó a su equipo sobre la línea milagrosamente.

Un puñado de minutos más tarde llegó la respuesta de Racing. Otra vez con un centro cruzado. A los 37' el que concetó de cabeza fue el lateral Nicolás Sánchez. Saltó más alto que todos y conectó a la pelota, que dio en el palo izquierdo del arquero Manuel García.

Durante la primer etapa el conjunto de Avellaneda fue un poco más que el de Arroyito. Pero a los 45' el equipo de Coudet abrió el marcador gracias a que hizo pesar la calidad de dos de sus jugadores. El pibe Lo Celso dejó a un rival en una baldosa sobre el banderín del córner y tiró un centro quirúrgico para que Ruben se filtre entre dos rivales y deje sin opciones a Saja.

En el complemento Central, con la ventaja en el bolsillo, comenzó a jugar mucho más cómo. Porque empezó a manejar la pelota y a especular con la necesidad de su rival, que se vio obligado a adelantarse unos metros en la cancha.

Con más amor propio que con ideas Racing generó dos chances de gol en los primeros 20' del complemento, pero en ambas oportunidades el Melli García respondió sin mayores complicaciones. 

Con el correr de los minutos el canalla comenzó a encontrar importantísimos espacios. Todo marcaba que tenía la posibilidad de liquidar el partido al alcance de la mano. Era cuestión de que pueda dar un golpe certero. 

Central tuvo un par para ampliar la ventaja, pero falló en la estocada final. Y si estaba cómodo en la cancha, a los 72' comenzó a jugar con superioridad numérica porque el defensor Sánchez vio la roja tras una descalificadora patada a Ruben.

El equipo de Coudet casi paga carísimo su imposibilidad de cerrar el partido. Porque a los 80' el delantero Diego Milito, que ingresó en el complemento, estalló un remate en el palo izquierdo de García, que sólo atinó a mirar la pelota.

El partido entró en el terreno de la complicaciones para Central. Es que perdió la mitad de la cancha, y de la mano la solidez defensiva ante un Racing que salió a quemar las naves. Y para colmo de males el pibe Lo Celso vio la segunda amarilla y debió dejar la cancha a 83'.

Podía pasar cualquier cosa. Los dos tiraban golpes de nocaut pero ninguno daba en el blanco. Así, el partido se terminó diluyendo y Central logró un triunfo importantísimo. Uno que ya lo catapultó a la final de la Copa Argentina y a la Copa Libertadores. todo esto mientras piensa en el torneo local. 

 

 

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS