Ovación

Central le ganó con lo justo a Belgrano y enderezó un partido que venía torcido

Sin jugar bien, pero haciendo un culto a la eficacia, el canalla venció 2-1 al Pirata y se acerca a los puestos de clasificación a la Copa Sudamericana. El colombiano Cabezas y Fernando Zampedri, anotaron los goles canallas. Lema, en el cierre descontó para Belgrano.

Sábado 07 de Abril de 2018

Central recuperó la sonrisa ante Belgrano (2-1). Es que el canalla volvió al triunfo y se acerca a la clasificación a la Copa Sudamericana, aunque todavía le falta para recuperar la identidad y el buen juego que supo acuñar este equipo a lo largo de la Superliga. Fue un partido en el que el canalla hizo un culto de su eficacia, marcó en su segunda jugada clara y en cinco minutos consiguió una ventaja impensada de acuerdo a lo que era el trámite del encuentro, que antes de eso y en el complemento le costó mucho hacer pie y pasó muchos sobresaltos en varios pasajes del cotejo.

En el arranque, Belgrano estuvo en un par de ocasiones a punto de arruinarle la tarde a Central, que casi sin contención ofreció muchos espacios para que el pirata lo complicara por las puntas y pusiera en aprietos a Ledesma en más de una situación.

Como a los 6 minutos, cuando Lema le ganó a todos, de cabeza, pero el remate o tapó bien Ledesma. Y en un par de aproximaciones de Jonás Aguirre por izquierda y de Matías Suárez y Sequeira, que la terminaron mal.

Después de algunos minutos, Central emparejó el trámite, en parte porque logró tener algo más de contención en el medio y porque pudo armar un par de jugadas asociadas, aunque sin llevar riesgo al Pirata.

El canalla seguía padeciendo sus problemas en la zona de contención y por ende en la última línea. Pero el colombiano Cabezas, a los 35', se anticipó a todos y metió un cabezazo al segundo palo del arquero para poner en ventaja al canalla y empezar a cambiar el rumbo de un partido que venía torcido.

Antes de eso, Zampedri había avisado con un cabezazo que Acosta alcanzó a contener con lo justo.

Embed

Y cuatro minutos después del gol, apareció Zampedri para anotar el segundo y encaminar el trámite de un partido que venía torcido. Joaquín Pereyra capturó un balón en tres cuartos de cancha, tras una mala salida de Belgrano, y sacó un remate que el arquero no pudo retener y el delantero llegó para empujar y poner el segundo.

Central hizo un culto de su eficacia en esos cinco minutos y el Pirata quedó, casi, al borde del nocaut. De hecho enseguida el canalla estuvo a punto de marcar el tercero, en los pies de Zampedri.

En los primeros minutos del complemento, y con la ventaja en el marcador, el canalla manejó el balón y tuvo un par de aproximaciones.

Pero con el correr de los minutos Belgrano fue creciendo en su juego y comenzó a llevar peligro al arco defendido por Ledesma, que veía como la zona de contención brillaba por su ausencia y el balón cada vez merodeaba más cerca de su área.

De esa manera, el Pirata tuvo el descuento en los pies del recién ingresado Epifanio García que, de media vuelta a los 16, la tiró arriba de manera increíble. Y un par de aproximaciones más que llevaron peligro, como en un remate de Brunetta a los 35 que Ledesma tapó con esfuerzo.

O como en la que Ledesma, en una espectacular reacción, le sacó con los pies el gol a Sequeira, a los 39 del complemento.

Embed


El descuento de Lema, de penal, en el cierre del partido solo sirvió para acercar un poco más el resultado a lo que fue el trámite de un partido en el que Central sin jugar bien y pasando algunos sobresaltos por momentos se quedó con el premio mayor, volvió a la victoria y se acerca a la clasificación a la Copa Sudamericana.

Embed



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario