Ovación

Central: la gran efectividad con Palma sigue atada a los resultados

Si la matemática aún le sigue dando una chance a Rosario Central de alcanzar un lugar en la Promoción es por la levantada en los últimos partidos, más específicamente desde que Omar Palma tomó las riendas.

Viernes 27 de Mayo de 2011

Si la matemática aún le sigue dando una chance a Rosario Central de alcanzar un lugar en la Promoción es por la levantada en los últimos partidos, más específicamente desde que Omar Palma tomó las riendas. Es que desde ese momento el equipo alcanzó un porcentaje de efectividad realmente llamativo (con cinco triunfos, un empate y dos derrotas), que nunca había logrado en otro momento del campeonato. Pero el presente es tan cruel que no le permite al canalla darse el lujo de dejar puntos en el camino. Por eso lo hecho hasta aquí sirve como sustento desde lo numérico y lo anímico, pero todo ello no modifica el cuadro de situación, que continúa siendo realmente complejo.

Desde aquel encuentro ante Ferro, en el Gigante de Arroyito (el debut de Palma), a hoy, el equipo canalla logró el 66,66 por ciento de los puntos disputados (16 de 24). Apenas un escalón por debajo de lo hecho por Atlético de Rafaela (ya ascendido a primera división), que lleva el 68,62 en las 34 fechas disputadas y muy por encima de Unión (rival del próximo domingo y en zona de ascenso directo), que tiene el 58,82.

Todo esto le permitió a Central estar al acecho de todos aquellos equipos que también están peleando por lo mismo, con tres puntos de diferencia con Belgrano (el último que ingresaría) a cuatro fechas del final.

Lo que queda claro es que el equipo canalla se acordó tarde de alcanzar la regularidad de la que tanto se habló antes y durante el campeonato. Porque desde el momento en que Reinaldo Merlo asumió como entrenador la premisa fue siempre la misma y los caminos para lograrla debían ser direccionados hacia ciertos parámetros que había que respetar. Lo mismo ocurrió cuando Héctor Rivoira desembarcó con todos sus pergaminos sobre el lomo. Pero nada de eso se logró y por eso hoy esta seguidilla de buenos resultados lejos está de permitir cierto relax.

Es que a Unión habrá que ganarle sí o sí y lo mismo deberá suceder contra Gimnasia y Esgrima de Jujuy (de visitante), Aldosivi (en el Gigante) y Defensa y Justicia (en Florencio Varela). Así de sencillo es el análisis que la situación requiere.

Después es posible desmenuzar dónde plantó las bases el equipo de Palma para alcanzar este porcentaje de efectividad. El dato más llamativo es que juega o se amolda mejor a los partidos en los segundos tiempos. Porque de los ocho encuentros disputados le convirtieron un solo gol en ese tramo, donde se mantiene invicto. Fue ante Boca Unidos, donde el canalla también marcó.

Hoy sólo puede tomarse lo realizado en las últimas ocho fechas como respaldo emocional y, por supuesto, en lo que tiene que ver con la forma de jugar o, tal vez, de sacar los partidos adelante. De todas formas no es tiempo de relajarse porque al primer traspié todo podría derrumbarse como un castillo de naipes. Por eso, aunque bien vale destacar el hecho de hoy estar todavía en carrera, por acordarse tarde de cómo se debía proceder hoy es tarde para lamentos.

"No lo tomo como una revancha"

Después de que Jorge Broun sumó la quinta amarilla, a Jorge Bava se le vuelve a presentar la chance de retornar a la titularidad. “Bienvenido sea si me toca estar nuevamente en el equipo”, apuntó el uruguayo, quien como primera medida se encargó de resaltar que esto “no lo tomo como una revancha”. En ese sentido fue claro en sus declaraciones. “Yo entreno y hago las cosas como las tengo que hacer porque soy un profesional. Cuando me toca jugar lo hago y cuando no, espero”, dijo.
  Después de dos partidos estando nuevamente en el banco de suplentes, Bava intentó realizar una autocrítica sobre los partidos en los que le tocó atajar. “Fue raro, porque si bien no tuve mucha incidencia porque varias veces ganamos, creo que no tuve partidos de un nivel muy alto. Salvo en el último (contra Instituto) nos llegaron muy poco, entonces es difícil analizar. Pero estoy muy conforme y muy tranquilo con lo que hice”.
  Muchos hablaron de que en esos partidos le faltó la gran atajada en alguna pelota importante, a lo que el uruguayo respondió: “No sé a qué le llaman una pelota importante. Si yo atajo una bien parado es lo mismo que volar. Si es así empezaré a tirarme para que queden todos contentos, pero las pelotas son todas importantes y todas valen un gol. La clave es tratar de equivocarse lo menos posible”.
  —¿Por ahí te faltó eso, salvar algún gol?
  —Sí, pero yo tampoco me lo cuestionaba porque tampoco quería ser tan injusto conmigo mismo. Obviamente uno siempre se queda con la espina de no haber podido haber hecho un poco más. Mal o bien, siempre traté de hacer lo mejor y estoy conforme con eso.
  —Te toca jugar en un momento clave porque están más cerca que nunca de llegar a la Promoción.
  —Sí, estamos en alza y muy entusiasmados para lograr el objetivo que todos queremos. Todavía tenemos chances y la vamos a pelear hasta el final.
  —Unión es el que viene y a Gimnasia (J) ya lo alcanzaron.
  —Todos son importantes. Hace ya un tiempo que no nos podemos dar el lujo de dejar un partido para pensar en el otro. Sabemos que no dependemos de nosotros y el rival que tenemos ahora está muy bien. Hay que ganar lo que queda y esperar un traspié de Belgrano. l

Tiempo de darle forma al equipo

Omar Palma comenzará hoy a darle forma al equipo que el domingo recibirá a Unión (a las 15.35 y con arbitraje de Germán Delfino), aunque todo va camino a que el técnico meta alguna variante en la mitad de la cancha. Además de eso habrá un cambio obligado debido a la ausencia de Jorge Broun, quien llegó a las cinco amarillas. En su lugar irá Jorge Bava.
  Como el margen de error es prácticamente nulo la idea de Palma es jugar todas las fichas en ofensiva. No apostando por más delanteros, sino tratando de poner en cancha un mediocampo con más juego que marca. De allí las chances que se les abren a Lucas Lazo y Germán Rivarola, los futbolistas apuntados para aparecer desde el inicio. Cualquiera de ellos iría por Matías Ballini. Sí es un hecho que Carrizo, Méndez y Rivero seguirán en el equipo.
  Palma es de probar todas las variantes que tiene en mente y hoy seguramente hará eso. De acuerdo a lo que vea, tomará la decisión que crea más conveniente.
  Después habrá que esperar por Braghieri (ver aparte). Todo parece indicar que llegará sin problemas, pero por las dudas el DT maneja otras posibilidades. l

Braghieri no está lesionado

Los estudios que le realizaron a Diego Braghieri arrojaron que no hay lesión en el sóleo de la pierna derecha y si bien no está confirmado que pueda jugar, las posibilidades se acrecentaron notoriamente. El jugador ayer trabajó de manera muy liviana junto a uno de los kinesiólogos, y hoy podría hacer algunos minutos de fútbol, en caso de que no sienta dolor. De todas formas esto último difícilmente se cumpla, ya que la idea es preservarlo para el día domingo. “Los estudios no mostraron ninguna lesión en la pierna. Hoy (ayer) entrenó en la parte aeróbica y respondió bastante bien”, argumentó el médico del plantel, Hernán Giuria, tras la práctica. “Somos optimistas”, agregó el facultativo, quien señaló que charlará con Palma para determinar si el defensor realizará fútbol en la tarde de hoy. Igualmente Giuria dejó entrever que eso difícilmente suceda. “De martes a domingo son pocos días de recuperación y lo que queremos es que esté en condiciones el domingo”.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario