Central

Central juega por mucho más que una cuestión de honor

Recibe a Godoy Cruz con cambios, sabiendo que debe mejorar la imagen y ratificar que en Arroyito es fuerte

Sábado 03 de Marzo de 2018

Terminó siendo una semana frenética. De alto voltaje. Central había arrancado el diseño para recibir a Godoy Cruz con una idea. La finalizó con otra. Leo Fernández debió apelar a un combo alternativo. El entrenador tuvo que retocar todas las líneas para esta velada. En cada uno de los casos por fuerza mayor. Habrá que ver cómo responderá el equipo cuando mida potencia ante el Tomba, desde las 19.30. Porque amén de los cambios, el canalla tiene en claro que debe recuperar la intensidad y la sincronización colectiva que supo plasmar hasta antes de pasar por la estación de Lanús. A eso hay que agregarle que buscará potenciar su lecho, ya que en el Gigante viene tumbando muñecos sin cesar.

   Para los auriazules, este encuentro que impone la 18ª fecha de la Superliga será mucho más que una cuestión de honor. Tendrán que demostrar que la flojita imagen que exhibieron ante el granate en el sur bonaerense fue una especie de oasis deportivo. También irán por una mejora colectiva desde lo técnico.

   Y ahí es donde encuadra la imagen de Néstor Ortigoza. El Gordo tendrá su estreno de titular en Central tras dejar atrás una lesión muscular (ver página 3). En la previa hay muchas expectativas puestas en la figura del experimentado volante, quien ingresará por el suspendido Leonardo Gil. La idea madre es además que sea el conductor del equipo. Sobre todo ante la baja de Federico Carrizo.

   Claro que Pachi no está lesionado y por eso no será titular esta tarde. El cordobés le cederá su puesto al rosarino Joel López Pissano por una cuestión netamente táctica. No hay que buscar fantasmas en este caso. El técnico apeló a la lógica. Percibe que Carrizo no está derecho y manda al pibito, quien ante Olimpo y Lanús demostró estar en su mejor versión, a la cancha desde el inicio.

   A quien sí tuvo que poner porque se le mancó José Luis Fernández es al chileno Alfonso Parot. En este puntual caso no era un cambio que deseaba realizar. Al menos en la previa. En misma sintonía es el caso de Marco Ruben. El delantero finalmente estará saliendo en la foto principal porque se desgarró Maximiliano Lovera (ver aparte).

   El resto de los apellidos serán los mismos que vienen de empardar ante Lanús el pasado sábado en una cita en la que el canalla voló bajito desde lo futbolístico ante el muletto local. Por eso es que para hoy se espera otra respuesta. Otra dinámica y resultado también por parte de los anfitriones.

   Porque Central viene sacando oro en polvo en el Gigante desde que Leo Fernández tomó la posta. Las estadísticas le dan la derecha con toda su furia al entrenador: cuatro jugados, cuatro ganados. El plus es que hizo ocho goles y no recibió ninguno.

   Mientras que enfrente estará paradito Godoy Cruz. Un conjunto que viene de poner la mejilla ante Racing en Mendoza. Pero eso no implica que llegue fuertemente herido. El Tomba es un rival de temer y de no fiar porque demostró en varios pasajes de esta Superliga que puede pasar de ser punto a banca en cuestión de segundos. Puede que su juego sea algo estático. Sin embargo, en un flash puede provocar un tsunami en el área contraria y terminar dejando el tendal de lágrimas en el rival.

   A eso hay que agregarle que es uno de los rivales directos por entrar en la próxima edición de la Copa Sudamericana. Sin dudas, es un combo interesante el que deberá asumir hoy el representativo auriazul. Porque además de saber sortear sus propios obstáculos deberá capitalizar la localía en pos de seguir soñando con sacar un boleto internacional a final de la temporada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario