Ovación

Central, invicto y encumbrado, recibe a este inestable Lanús en el Gigante de Arroyito

 Esta tarde Arroyito será el epicentro donde Central buscará ratificar su destacado andar. Lo hará ante un Lanús que no goza de buena salud en la actualidad.

Sábado 23 de Mayo de 2015

La pelota volvió a rodar en el fútbol argentino tras el parate que hubo la semana pasada por el fallecimiento de un jugador del ascenso. Esta tarde Arroyito será el epicentro donde Central buscará ratificar su destacado andar. Lo hará ante un Lanús que no goza de buena salud en la actualidad, pero su historial inmediato impone mucho respeto. Además será un buen test para Central debido a que el calibre del rival es de otra talla. En realidad muy diferente a lo que venía acostumbrado a jugar el equipo de Coudet, que buscará además su bonus de estirar el invicto y dar así un nuevo paso para quedar en la historia.

   A Central le sobran los motivos para ganar en su estadio. No sólo para ofrendarle una nueva alegría a su gente. Tampoco para estirar la serie de triunfos tras venir de hacer pata ancha en Mataderos frente a Nueva Chicago.

   Ni hablar que continúa siendo uno de los mejores del torneo que lidera por ahora Boca. Simplemente buscará retornar la senda de la victoria en casa luego de empardar con Colón y Huracán para seguir afianzando una idea y estilo de juego, que hoy por hoy lo diferencia del grueso de los participantes de este campeonato.

   En Arroyito se respira y vive un clima de verano en medio de este loco otoño que ofrece la madre naturaleza.

   Los buenos resultados, la maduración y grata aparición de algunos proyectos juveniles, la jerarquía que tiene el equipo en cuanto a algunos nombres propios, sumado a la seriedad y la responsabilidad que brinda y demuestra el cuerpo técnico en el día a día, forman el combo ideal para ilusionar al pueblo canalla.

   Hoy se jugará la fecha número 13. Para los supersticiosos puede ser fatal salir a la cancha en una jornada así. Pero para los que se rigen por las leyes naturales del sacrificio, seguridad y compromiso, en este caso con la institución, no será un obstáculo sino una nueva prueba de carácter.

   Y, en ese aspecto, Central está en condiciones de afrontarla en la previa con el temple que sólo exhiben los que realmente están comprometidos con la camiseta o hacen causa común con un proyecto. En este caso, el que tiene al Chacho como autor intelectual.

   Porque a este equipo se le puede señalar con precisión algunas de las falencias que aún no puede corregir. Pero a su vez también se le puede remarcar la voluntad de hierro y el corazón de acero que exhiben en cada presentación. Eso lo termina diferenciando de otros conjuntos.

    Por eso no en vano está donde está, que no es más y menos que un buen lugar en la tabla pese a que tener un plantel corto, desde que arrancó este formato de campeonato.

   Es por eso que hoy tratará de deshacerse de Lanús, un equipo que llega a los ponchazos tratando de hacer pie y acomodarse en el campeonato, más allá de que tiene jugadores interesantes y una buena dupla que conforman Guillermo y Gustavo Barros Schelotto.

   Central va por otra victoria. Que todo sea por la causa. Esa que le permite al equipo de Coudet mirar todo lo que juega con el color de la esperanza, consolidando un estilo y una idea de juego. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS