Ovación

Central ingresó en una etapa crítica en su lucha por la permanencia

Central está en problemas. El ciclo de Ariel Cuffaro Russo entró en una etapa crítica. Sin ganar en las cinco primeras fechas del campeonato, con un solo gol a favor e instalado peligrosamente en la cornisa de la promoción se encienden las luces de alarma y las respuestas tardan en salir a escena.

Martes 23 de Febrero de 2010

Central está en problemas. El ciclo de Ariel Cuffaro Russo entró en una etapa crítica. El mal arranque en el Clausura encendió las luces de alarma y las respuestas tardan en salir a escena. El equipo no consiguió una victoria en las cinco primeras fechas del campeonato, marcó un solo gol y se instaló peligrosamente en la cornisa de la promoción. Está sumergido en la delirante lucha por la permanencia pero no alcanza señales confiables de reacción. La pobreza del empate del domingo ante el conjunto alternativo de Banfield provocó una gran preocupación y lo metió a los golpes en su propio laberinto de necesidades.

Las alabanzas del torneo anterior ya quedaron atrás. Las tapó la ingratitud del fútbol. El "Vamos los pibes" dejó de ser bandera y se transformó en una postal guardada en un cajón de los recuerdos. El colchón de los 31 puntos forjados en el Apertura hoy no ofrece comodidades y ahora Central está a la misma altura de sus competidores directos.

Lo que más inquieta es que la curva de producción canalla no invita a imaginar un cambio de paso inminente. Mientras Racing se ilusiona detrás de la astucia y las mañas de Russo, Gimnasia (LP) aprovecha cada tropezón auriazul para arrimarse un poco más, Godoy Cruz y Chacarita le ponen suspenso y desestabilizan la pelea con sus sorprendentes actuaciones en el inicio del torneo.

Queda claro que el contexto no lo ayuda a Central. No hay tiempo para relajarse. Hace falta un golpe de timón urgente y Cuffaro Russo es consciente de esta situación. Los referentes también saben leer este complicado trance y levantaron una fuerte autocrítica tras la oscura igualdad con el Taladrito. Las declaraciones de Figueroa y Chitzoff son una esperanza. Hablaron de falta de juego y actitud, y eso debe repercutir positivamente en el resto. Es tiempo de rebeldía bien entendida puertas adentro.

El DT sabe que el equipo perdió confianza y fútbol. Debe patear el tablero y reacomodar las fichas para empezar a sumar de a tres. Debe ajustar piezas para recuperar los conceptos que se perdieron en el camino. Central tiene que volver a ser el de antes, el que presionaba, el que devoraba, el del sacrificio y la generosidad, el de las triangulaciones y los toques cortos, el que llegaba al gol por convicción e insistencia.

En este momento de rumores y turbulencia, la dirigencia debe bancar más que nunca este proceso. Es el más sano de la era Usandizaga y el que más compromiso exhibió con la historia, la idiosincrasia y los proyectos de futuro que persigue desde siempre Central.

Usandizaga se mantiene tranquilo

Horacio Usandizaga y Ariel Cuffaro Russo hablaron un rato largo el sábado pasado por la mañana en Arroyo Seco, mientras miraban el ensayo de fútbol del plantel. Hubo cordialidad y cruzaron muchos puntos en común. Incluso, el presidente le habría despejado en la cara al entrenador el rumor que corría sobre la posible llegada de Omar Labruna a Central si los resultados le seguían dando la espalda al conductor canalla. Ayer el Vasco no tuvo reuniones oficiales por el tema del fútbol profesional, hoy se realizará unos chequeos médicos y mañana tiene pensado asistir a la reunión de comisión directiva que está pactada para las 19.30, en la sede céntrica canalla de calle Mitre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS