Ovación

Central goleó 9 a 0 a Coronel Aguirre en un amistoso

La primera impresión que arroja la resultante del amistoso frente a Coronel Aguirre es que Central no tuvo fisuras en todas sus líneas, brilló en materia ofensiva y la sincronización colectiva se asemejó al funcionamiento de un reloj suizo.

Sábado 22 de Octubre de 2011

La primera impresión que arroja la resultante del amistoso frente a Coronel Aguirre es que Central no tuvo fisuras en todas sus líneas, brilló en materia ofensiva y la sincronización colectiva se asemejó al funcionamiento de un reloj suizo. Pero el contundente 9 a 0 obtenido por el canalla a lo largo de los 68 minutos de juego (se disputó un período de 45' y otro de 23') no es lo más significativo de la jornada de ayer en Arroyo Seco para Juan Antonio Pizzi y compañía. Es que el entrenador auriazul volvió a plasmar y evaluar el sistema táctico que piensa implementar el próximo viernes ante Ferro y que estará integrado por un 4-1-3-2. En ese sentido, el ex goleador quedó bastante conforme porque sus jugadores interpretaron de manera eficaz las consignas que deberán emplear frente a Ferro.

Hasta el más radical de los hinchas canallas se asombró con la contundencia exhibida por el equipo que comanda Pizzi. Porque no es habitual que un ensayo termine con un resultado tan abultado. Sobre todo si el rival de turno tiene la fama de destacarse por lo aguerrido que es para todo oponente. Pero ayer Coronel Aguirre no pudo con Central. Ni en lo físico ni en lo futbolístico. En consecuencia, el histórico registro así lo terminó certificando.

En cuanto a la puesta en escena hay que resaltar el orden defensivo pese a que Valentini y Peppino nunca fueron exigidos con seriedad. Ni hablar del Melli García, quien estuvo bajo los palos prácticamente disfrutando del show de goles que protagonizaban sus compañeros. Más allá de eso, la zaga central se mostró en órbita. Eso hizo que los laterales Ferrari y Rivarola (hizo el segundo grito de la jornada de volea) se proyectaran con constancia y seguridad.

Mientras que el nuevo volante tapón fue Andrés Alderete, quien se lució suelto y firme. Está claro que esa es la función que mejor le sienta y todo indica que ante Ferro jugará en ese rol. A su vez, los tres volantes que estuvieron más adelantados (Carrizo, Rivero y Ricky Gómez) también cumplieron con creces, a pesar de que los mediocampistas ajenos apretaron hasta donde les dio el físico.

También hay que destacar que tanto Carrizo (hizo el primer gol del día) como Rivero (anotó la tercera y cuarta conquista) sintonizaron el mismo dial y por eso ayer terminaron siendo lo mejor de Central. En tanto, arriba se complementaron Medina (hizo el quinto y el sexto tanto) y Castillejos, quien luego de haber comenzado la jornada torcido, la terminó a toda orquesta porque facturó tres goles en serie para redondear una gran mañana.

Más allá de todo, lo más destacado fue que Pizzi pudo ver cómo sus muchachos expresaron con contundencia la nueva partitura que les entregó en la charla táctica. Ahora será momento de ponerla en práctica cuando sea turno de jugar por los puntos de verdad. Es que el equipo de Pizzi debe volver a la senda del triunfo lo más rápido posible.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario