Ovación

Central ganó y Leo recibió un regalo del pibe Maziero

Fernández lo mandó a la cancha y el pibe que apenas tenía dos minutos en primera marcó dos golazos para la sufrida victoria ante Chacarita, en el cumpleaños del entrenador que lo viene bancando desde abajo

Sábado 17 de Marzo de 2018

Agustín Maziero. De Luis Palacios. 20 años. Uno de los chicos por los que apostó Leo Fernández en esta etapa de absoluta transición. Un nombre, la razón, la única, que le dio forma a este retorno al triunfo de Central anoche en el Gigante. El muchachito de la película que hizo vibrar los corazones canallas para un final feliz que parecía imposible. El que correspondió a la confianza del director que lo mandó al rol protagónico, con dos definiciones de experimentado, y le dio además el mejor regalo de cumpleaños.

   En el peor momento canalla, cuando cada avance de Chacarita parecía terminar en gol, Fernández gastó el último cambio mandando a la cancha al pibe que prácticamente se coló en el banco ante las lesiones de Marco Ruben y Maxi Lovera. Al que hizo debutar ante Boca, en el primer triunfo del ciclo en el Gigante para los últimos minutos, y recién anoche volvió a tener cabida, ganando la pulseada previa a Agustín Coscia, que jugó en la reserva.

   Primero resolvió bárbaro con la cabeza el centro de Carrizo a los 81', casi de palomita. Y no contento con ello, entró pisando fuerte al área burlando a Ré y literalmente le rompió el arco al otro Fernández, el arquero de Chacarita. Dos definiciones de goleador, como si le hubiera pedido prestada la 20 al displicente Zampedri, como si de golpe Rubén hubiera aparecido en la cancha.

   Tremendo. De ficción. Porque pese a los dos tiros en los palos, al gol de Parot y al que casi repite en el inicio del complemento, Central estaba abajo para el cachetazo. De nuevo. Como ante Independiente. Como ante Vélez. Con distintos equipos pero casi los mismos jugadores en general. Menos uno. Maziero.

El nuevo eslabón en la cadena de juveniles que pasaron por sus manos y que tuvo que ir mandando a la cancha le dio la mejor de las satisfacciones al técnico en su cumpleaños 46. No tapa el bosque de una pobre producción general, pésima en el sentido defensivo, y que corresponde a este período de transición en la vida canalla, donde encima se sufrió demasiado por el mal de las ausencias. Y sin olvidar que fue ante el casi descendido Chacarita. Pero su actuación en poco más de 20 minutos hizo pasar todo eso a segundo plano.

Como Lioi ante Olimpo, esta vez Fernández ungió de héroe a Maziero, el mismo que hizo debutar en reserva, el que alguna vez hasta se puso los guantes en reserva porque el equipo se quedó sin cambios y el arquero se lesionó. Uno de los tantos al cabo que el técnico sacó campeón en la Copa Santa Fe y que recibió al salir del Gigante el abrazo emocionado de Norberto y Sara, sus padres que lo siguen a todos lados, desde que llegó de El Porvenir del Norte de San Jerónimo Sud a los 13 años.

Un pibe, casi debutante, cambió las sensaciones del Gigante. Sacó de eje y de la discusión principal a una de las actuaciones más flojas de Central y cortó a tiempo además el run rún de una seguidilla negativa que bien pudo extenderse anoche y empezar a preocupar. No fue así, al cabo. Por Fernández que lo mandó a la cancha y por el mejor regalo que le devolvió Maziero.

El anterior triunfo, obra de otro pibe

Andrés Lioi tuvo una noche soñada contra Olimpo, en la que había sido la última victoria canalla en el Gigante hasta el triunfo de ayer. El juvenil volante anotó ese día tres goles en el 5 a 0 y fue la gran figura. Leo Fernández confía en Lioi y lo mantiene entre los titulares. El DT acostumbra a darles chances a los pibes, como ayer lo hizo con Maziero.

Andrés Lioi tuvo una noche soñada contra Olimpo, en la que había sido la última victoria canalla en el Gigante hasta el triunfo de ayer. El juvenil volante anotó ese día tres goles en el 5 a 0 y fue la gran figura. Leo Fernández confía en Lioi y lo mantiene entre los titulares. El DT acostumbra a darles chances a los pibes, como ayer lo hizo con Maziero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario