Ovación

Central fue de menos a más, le ganó bien a Chicago y quedó en una posición expectante

Con goles de Marco Ruben, a los 37', y Franco Cervi, a los 36' del complemento, el canalla obtuvo un buen triunfo ante el Torito que además de extender el invicto le permite quedar como escolta de Boca en el torneo, al menos hasta que jueguen los otros partidos.   

Viernes 08 de Mayo de 2015

Por el peso de las individualidades primero y por peso específico después, Central fui inclinando la balanza a su favor y terminó trayéndose un buen triunfo de Mataderos ante Nueva Chicago que no sólo le permite mantener a salvo e invicto en el torneo sino que también lo vuelve a posicionar en un segundo y expectante puesto en la tabla de posiciones, un punto detrás de Boca Juniors, el líder solitario. 
 
Esta victoria también tiene el plus de haberse sobrepuesto a una semana muy compleja, en la que debió superar lesiones y contratiempos que afectaron el semblante del grupo, pero que lo fortificaron desde lo grupal. 
 
Empezó dubitativo y sin poder hacer pie pero con el correr del partido se fue acomodando al partido. Primero amagó con un par de desbordes de Jonás Aguirre -la figura del partido- hasta que llegó el gol de Marco Ruben a los 37 de la primera etapa que además de darle el deshago le dio un poco de tranquilidad para manejar el partido. 
 
En el complemento, más allá de algún sobresalto, fue creciendo en su juego y terminó redondeando una buena victoria con el gol de Cervi que les dio una ventaja más acorde a lo que pasó a lo largo de los 90 minutos. 
 
El arranque no fue el más alentador para el canalla, puesto que el canalla sufrió el partido en esos primeros minutos, porque no encontraba el balón y Chicago lo encerró contra su área y le generó varias situaciones de peligro.  
 
Al punto que Caranta debió lucirse para mandar al córner un tremendo zurdazo de De La Fuente, que el uno sacó por encima del travesaño. Enseguida el arquero cordobés cortó un centro ante la entrada de Lentini y Una media vuelta de Aveldaño, 
 
Por eso los gritos que llegaban desde el banco canalla. "Despiértense, despiértense", vociferaban el Chacho Coudet y Ariel Garcé, el ayudante de campo, tratando de sacar del letargo a sus jugadores. 
 
Y parecieron hacer efecto esos gritos, porque tras una pelota que robó Jonás Aguirre en tres cuartos de cancha y que tras sacarse un hombre de encima sacó un zurdazo que se fue cerca del palo, fueron una especie de bisagra. 
 
No porque el canalla haya pasado a ser una maravilla por entonces, pero le alcanzó para empezar a jugar unos metros más adelante y comenzar a dividir un poco más el balón.  
De hecho así se sucedieron dos o tres aproximaciones de Marco Ruben, con un disparo y un cabezazo que se fueron lejos, pero que sirvieron para cambiar las sensaciones.  También un zurdazo desde fuera del área de Franco Cervi, que se fue alto por poco. 
 
A los 34 llegó una de las más claras, cuando Ruben aprovechó una pelota entre líneas y tras quedar mano a mano con el arquero tocó atrás para la entrada de Niell, pero el delantero llegó apareado con un delantero y no le pudo dar. 
 
Pero tres minutos después, y cuando ya había acumulado merecimientos para ponerse en ventaja, apareció el goleador para marcar diferencias y poner al canalla arriba en el marcador. Fue por la vía más utilizada en esta etapa: desborde de Jonás Aguirre, que amagó una y otra vez, y cabezazo de Marco Ruben entrando por el medio del área. 
 
En el inicio del complemento, tras una llegada de Aguirre que no fue bien terminada, llegó una contra de Chicago que lo tuvo con un remate de Pablo Ruiz, pero Caranta desvió al córner. 
 
Pero más allá de esa llegada y de alguna que otra aislada del Torito, Central comenzó a dominar el trámite y acumular situaciones, aunque la faltó fineza y precisión para concretar las situaciones que fue generando.
 
A los 11' lo tuvo Cervi, tras otro buen desborde de Aguirre, pero Franco hizo una de más y la tiró lejos del arco.  Cuatro minutos después, el kitty Villagra, en una de las pocas mandadas que tuvo, sacó un derechazo de lejos que el arquero Sánchez contuvo con esfuerzo y en dos tiempos. 
 
No fue la única que no pudo aprovechar Cervi, quien tras otro buen desborde de Jonás Aguirre -la figura del partido- volvió a tirar su remate lejos del arco.  
 
Y minutos después lo tuvo Becker, quien a la media hora de juego probó al arquero, quien en buena reacción la mandó afuera. 
 
Hasta que de tanto ir, Central encontró la tranquilidad. Fue tras una buena jugada de Marco Ruben, cuyo centro atrás lo capturó Cervi, quien esta vez no falló y aseguró el remate al medio del arco. 2-0 para el canalla que le dio más serenidad para seguir manejando el partido y no pasar sobresaltos hasta el pitazo final que lo encontró saboreando una victoria merecida que le permite no solo prolongar su invicto en el torneo sino también quedar en una posición muy expectante en la tabla, segundo a un punto del único líder Boca, al menos hasta que se complete la fecha.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS