Ovación

Central fue más que San Pablo pero no estuvo fino y se debió conformar con un empate

El conjunto canalla generó varias situaciones de gol en el arranque del partido pero no estuvo fino a la hora de dar la estocada final.

Jueves 12 de Abril de 2018

Central no tuvo el debut soñado en la Copa Sudamericana. Pero el saldo del empate sin goles con San Pablo, por la ida de la primera fase, es positivo para el equipo del Gordo Fernández. Principalmente por el nivel de juego y la actitud que mostró durante muchos de los pasajes del partido.
A grandes rasgos el el canalla fue más que su rival. Debido a que lo supo dominar y a que generó una importante cantidad de goles. Aunque la más clara fue del elenco paulista
Central salió a la cancha con el acelerador a fondo. Sabiendo de la importancia de la localía. De entrada buscó imponer su juego e instalarse en campo rival.
El delantero Marco Ruben hizo parar al público canalla a los 10 segundos de juego. Aprovechó una desinteligencia en el fondo rival y sacó un remate de larga distancia que salió apenas desviado.
Y a los 5' la situación se repitió. Ruben picó en profundidad tras un centro cruzado y quedó de cara al arco pero no llegó a conectar la pelota.
Tres minutos más tarde, otra vez el capitán canalla quedó de cara al gol. Se elevó en el área chica y conectó un centro de cabeza, pero su remate salió por arriba del travesaño.
A los 26' el canalla volvió a activar alarmas en el arco paulista. El mediocampista Maximiliano Lovera ejecutó un tiró libre desde la izquierdo con destino de gol, pero el Sidao respondió muy bien.
Embed

La primera jugada de peligro cierto del elenco brasileño llegó a los 27'. El mediocampista Nené se metió en el área por la derecha y remató cruzado, pero no el arquero Jeremías Ledesma llegó a rechazar.
A los 35 se produjo un quiebre en el partido. San Pablo se quedó con un jugador menos debido a que el defensor Rodrigo Caio vió la roja tras darle un codazo en el rostro a Ruben cuando los dos habían saltado a disputar una pelota en altura.
Embed
Central siguió yendo para adelante y generando peligro. El juvenil mediocampista Joel López Pissano tuvo una clara en su pie derecho. Sacó un violento remate desde afuera del área, pero la pelota salió por arriba del horizontal.
El balance del primer tiempo resultó positivo para el dueño de casa. Principalmente por su nivel de juego y por lo que generó. Pero no tanto porque no logró aprovechar las situaciones de gol que generó.
El equipo del Gordo Fernández salió a jugar el complemento con el arco de San Pablo entre ceja y ceja. Intentó repetir su repertorio y aprovechar el hecho de que tenía superioridad numérica. Pero no estuvo fino en el manejo de la pelota ni en el juego asociado. Entonces, le costó inclinar la cancha a su favor.
Recién a los 15' Central volvió a exigir al arquero Sidao. Y otra vez a través de Ruben, que conectó de cabeza un centro en el primer palo pero nuevamente su remate fue despejado.
Tres minutos más tarde el local casi paga carísimo su falta de efectividad. Porque San Pablo hilvanó la jugada de gol más clara del partido. El mediocampsita Nené paró la pelota dentro del área, apuntó, y reventó el travesaño con un violento zurdazo.
Embed
Los dos equipos sintieron el esfuerzo de un partido dinámico y de ida y vuelta. Por eso el partido entró en un pozo y las jugadas de peligro comenzaron a brillar por su ausencia.
Pero el partido volvió a tener un giro inesperado. El mediocampista Federico Carrizo cometió una falta evitable, vio la segunda amarilla y dejó a su equipo con 10 jugadores.
Embed
No hubo tiempo para mucho más. El partido entregó la sensación de que ninguno quiso arriesgar demasiado en los últimos pasajes del trámite. Por eso, el duelo se terminó diluyendo, y la llave quedó abierta de cara al partido de vuelta.




¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});