Ovación

Central: Figueroa rescindió con Genoa y jugará en Arroyito

Del otro lado de la línea telefónica se lo escuchó más relajado que la última vez que había hablado con Ovación. Y eso que sólo habían pasado algunas horas. Pero no le faltaban motivos para sentirse tan liberado. Era otro Luciano Figueroa. Ya sin el peso que significó el contrato que lo unía a Genoa de Italia hasta mediados de año. Lucho logró ayer rescindir el vínculo y ahora sí no hay más escollos para cumplir el sueño de volver a jugar en Central.

Viernes 15 de Enero de 2010

Del otro lado de la línea telefónica se lo escuchó más relajado que la última vez que había hablado con Ovación. Y eso que sólo habían pasado algunas horas. Pero no le faltaban motivos para sentirse tan liberado. Era otro Luciano Figueroa. Ya sin el peso que significó el contrato que lo unía a Genoa de Italia hasta mediados de año. Lucho logró ayer rescindir el vínculo y ahora sí no hay más escollos para cumplir el sueño de volver a jugar en Central. El domingo llegaría a Rosario, el lunes se someterá a la revisión médica, firmará el acuerdo con los canallas y luego se sumará a los entrenamientos.
  “Por suerte se terminó todo y logré desvincularme de Genoa. Ahora debo pasar con éxito la revisión médica en Central y firmar mi nuevo contrato con el club. Con Central tengo todo acordado desde antes de volverme a Italia para negociar mi salida. Sabía que las negociaciones iban a ser duras porque yo peleaba por lo que tenía firmado y por lo que me correspondía. Igual, siempre tuve una mirada positiva de las cosas. Mi sueño era volver a ponerme la camiseta que amo. Si no estaba el interés de Central ya le había dicho a mi señora que me quedaba hasta junio sin jugar. Por eso rechacé muchas ofertas de clubes de Europa y del fútbol argentino. Era Central o quedarme en Genoa hasta el último día de mi contrato”, le contó Lucho en exclusiva a Ovación.
Figueroa utilizó la palabra “gracias” para pintar este momento de reencuentro con el hincha canalla: “No podía quedarme otra vez con las ganas de regresar a Central. No podía fallarle a la gente como en el receso pasado. Sólo le digo gracias por bancarme todo. En junio no volví porque no pude desvincularme. En su momento escuché cosas de algunos periodistas que no me gustaron. Dijeron que no había venido porque el problema era mi viejo (su representante) o que yo no quería resignar ni un peso. Es más, ahora se dio lo de la vuelta porque mi papá resignó lo que le correspondía como representante y dinero que le deben desde hace cuatro años. Tengo que agradecerle a él esta vuelta a Central y la dirigencia de Central también se portó muy bien”, explicó.
Un mundo de sensaciones invade a Figueroa desde el instante en que salió de la reunión con los dirigentes genoveses. Ahí su mente se trasladó por inercia a un Gigante repleto y delirando con sus goles. Eso sí, no se puso plazos para debutar con la camiseta canalla. Primero quiere ponerse diez puntos físicamente y recuperarse de la lesión en la rodilla izquierda, la que motivó una intervención quirúrgica de los meniscos en diciembre pasado.
“No me pongo plazos para jugar. Quiero ir despacio. El hincha se encontrará con un jugador que dará la vida por la camiseta. Le prometo goles. Tengo más experiencia y muchas ganas de devolverle a la gente el cariño que me brindó cada vez que iba a ver al equipo o me cruzaban por la calle”,confió. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS