Ovación

“Central está donde queríamos y ahora que llegamos queremos coronar"

Mauricio Caranta se ilusiona con la definición del torneo y la Copa Argentina, pero advierte que es tiempo de disfrutar el presente del equipo dirigido por Eduardo Coudet.

Martes 27 de Octubre de 2015

De la calma a la ilusión. De la posibilidad de disfrutar a las chances concretas de cerrar el año con una alegría, en cualquiera de los dos frentes que Rosario Central tiene abiertos todavía. “Ahora que llegamos queremos coronar”, tiró Mauricio Caranta, un referente con muchas batallas sobre el lomo. Y toda esa experiencia es lo que lo lleva a ponderar el esfuerzo realizado a lo largo del año, pero también a mantener bajas las pulsaciones para que las ansias no se transformen en un obstáculo. Es más, ni se le cruza por la cabeza la posibilidad de sufrir un revés, tanto en el torneo como en la Copa Argentina, entendiendo incluso que “vivimos en una sociedad en la que el que no gana no triunfa”.
  Hoy hay satisfacción dentro del grupo por la campaña realizada, pero claro las chances (en un frente más que en otro) están tan cerca que cabe la pregunta sobre si en caso de quedarse con las manos vacías podría tomarse como una frustración o un acto de injusticia. Y esa satisfacción “debiera ser el pensamiento de todos”, pero “sabemos que no es así”. Y agregó: “No es algo que pensemos, al menos yo no lo pienso. Después, cuando suceda lo analizaremos, pero vivimos en un país y en una cultura en la que el que no gana no triunfa y es muy triste que sea de esa forma. Creo que hicimos un gran mérito, que no fue casualidad que estemos en este lugar, pero se queda uno solo con el trofeo. No es menos el que quedó segundo y peleó hasta el final, pero insisto, vivimos en una sociedad que piensa de esa manera”.
  “Estamos donde queríamos y ahora que llegamos queremos coronar. Lo bueno es que tenemos la posibilidad de hacerlo porque la Copa Argentina depende de un resultado. Por ahí en el torneo local nos falta un resultado que nos permita depender de nosotros, pero la verdad que estamos muy contentos. Además jugar una final y estar expectante en un torneo tan competitivo pasa muy pocas veces en la vida de un jugador. Por ahí uno se da cuenta, pero es algo que hay que disfrutarlo en cada entrenamiento, pensando en que el fin de semana vamos a ganar”.
  —Por todo esto las sensaciones hoy deben ser las mejores dentro del grupo.
  —Es lo que deseábamos, lo que nos habíamos propuesto y llegamos a estas instancias, que son decisivas. Hicimos mucho esfuerzo para llegar acá y ojalá se nos pueda dar en Banfield lo que buscamos para tener la chance de definir en casa.
  —¿Les va a resultar fácil mantener la concentración contra Banfield sin pensar en el partido de Boca?
  —No creo que haya problemas porque jugamos a la misma hora. Podés llegar a estar pendiente si jugás antes o después, pero esto es distinto. Aparte este grupo sabe enfocarse en lo que puede hacer. Obviamente que del resultado del rival depende si podemos seguir con chances o no. Sí vamos a estar pendientes después que termine el partido.
  —¿En el horario se le dio prioridad al sentido común?
  —Así se tendría que haber planificado desde un principio, pero en buena hora que se haya logrado que juguemos los tres equipos a la misma hora porque es sano para el fútbol argentino.
  —Muchos coinciden que Central es el equipo que mejor está jugando. ¿Cómo sienten esos elogios, que vienen incluso desde los propios rivales?
  —Creo que el nivel es algo que mantuvimos durante todo el año y que incluso lo fuimos mejorando. Eso nos da confianza y a la vez está la satisfacción porque los rivales resaltan lo que este equipo hace dentro de la cancha.
  —¿Y con todo esto cuál es la sensación?
  —Se juntan un montón de cosas, pero es momento de disfrutar de los entrenamientos y de disfrutar de lo que viene, que es Banfield el domingo y después una final. Hoy no hablamos de satisfacción u orgullo o desolación porque se pierde, sino que nos enfocamos en ganar y disfrutar el día a día.
  —¿Y resulta sencillo disfrutar el momento cuando se está tan cerca de la definición de dos competencias?
  —Sí. Creo que este plantel pudo lograrlo y es muy importante. Hoy podemos venir con las mismas ganas que cuando se presentó este cuerpo técnico, pero con el incentivo de saber que se está peleando el torneo y con un lugar en el final. Todo eso fue clave en este proceso.
  —¿El hecho de estar peleando hoy se transforma en presión o en incentivo?
  —Lo vivimos tranquilos, disfrutando el momento. A nosotros no nos sirve enfocarnos ya en el partido de Banfield, sino disfrutar el día a día. De hecho hoy (por ayer) cumplimos con un gran entrenamiento y fue muy parecido al primer trabajo que tuvimos en el año. Eso es lo primordial.

La Libertadores está, vienen otros objetivos

Más allá de lo que todavía pelea, Central ya tiene un lugar asegurado en la Copa Libertadores. “No sé si hoy pensamos que es un premio porque estamos a un paso de conseguir algo más importante, como es un campeonato o la Copa Argentina. Ya logramos algo tan lindo como la clasificación a la Libertadores, que hace mucho que Central no la juega y para cualquier jugador de Sudamérica es importante. Pero todo eso hoy pasó a un segundo plano porque nos separan pocos días de otros objetivos. Cuando todo termine vamos a hacer un balance”, dijo Mauricio Caranta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS