Ovación

Central está condenado a aburrir

Es una falacia indignante creer que Central solucionó todos los problemas futbolísticos que tiene porque ganó los dos partidos que jugó en la Superliga y no le convirtieron goles.

Lunes 20 de Agosto de 2018

Es una falacia indignante creer que Central solucionó todos los problemas futbolísticos que tiene porque ganó los dos partidos que jugó en la Superliga y no le convirtieron goles. En todo caso, lo único que hizo hasta el momento la llegada de Edgardo Bauza fue acomodar los huesos del equipo a una austeridad exasperante.

La verdad es que este Central, jugando como hasta ahora, está condenado a aburrir. Realmente te duerme la placidez con la que juega. Es difícil imaginar que peleará el título si sigue con esta economía de ideas. Igual, si algo no se busca es que esto sea tomado como una crítica. Mucho menos llenar de dudas la enorme jerarquía que tiene el Patón como entrenador. Al hincha canalla tampoco le importa demasiado si el equipo se mueve con los ojos vendados como lo hace ahora o está bien despabilado como lucía en el ciclo de Coudet. En ese sentido, a la gente de Central no la moviliza un patrón de conducta. Le da todo lo mismo con tal de que la pelota entre al arco.

Fue capaz de insultar hasta el infinito cuando se criticaba al equipo del Chacho y también lo hará si alguien intenta caerle al equipo de Bauza. Por más que los dos se ubiquen en las antípodas en cuanto a las formas que tienen de encarar los partidos. Bauza puede estar tranquilo fumando un cigarrillo tirado en un sillón. Llegó a Central con la premisa de hacer que su equipo mire más el arco propio que el ajeno y lo está consiguiendo. Al fin de cuentas, para los hinchas lo único trascendente es verse en la punta como ahora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario