Ovación

Central entrenó en una mañana de clima calmo luego de una noche agitada

El día después del magro empate del equipo canalla ante San Martin de Tucumán al menos se manejó con tranquilidad, luego de los reclamos de un sector de la parcialidad canalla al entrenador Pablo Sänchez por la falta de buenos resultados por parte del equipo, sus respuestas a la gente y sus confianza al asegurar que seguía siendo el entrenador canalla.

Sábado 27 de Septiembre de 2008

Rosario- El día después del magro empate del equipo canalla ante San Martin de Tucumán al menos se manejó con tranquilidad, luego de los reclamos de un sector de la parcialidad canalla al entrenador Pablo Sänchez por la falta de buenos resultados por parte del equipo, sus respuestas a la gente y sus confianza al asegurar que seguía siendo el entrenador canalla.

El plantel auriazul realizó un trabajo regenerativo en el predio de Palos Verdes -los jugadores pidieron trabajr hoy- tras el empate ante San Martin de Tucumán anoche en el Gigante, donde algunos hinchas irascibles salivaron al técnico.

La continuidad de Vitamina al frente del primer equipo quedó condicionada. Sin embargo, ninguna voz de la dirigencia auriazul manifestó por ahora lo contrario. De todos modos, un buen resultado en el choque ante Racing el próximo viernes volvería a abrirle el crédito al joven técnico, quien hoy prefirió no hablar luego de sus dichos contundentes de ayer.

Tampoco hablaron con la prensa dos de los máximos referentes del plantel auriazul, como Christian González y el Equi González, mientras que sí se detuvo unos instantes Walter Ribonetto. El experimenatdo defensor señaló que “hicimos méritos para llevarnos un mejor resultados ya que creamos má situaciones. Pero andamos con una sal bárbara”, resumió Ribonetto para luego agregar que “es un campeonato muy parejo, cualquiera le saca puntos a cualquiera”.

El plantel canalla tendrá el domingo libre y volverá a los entrenamientos el próximo lunes a las 9.30 en Palo Verdes.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario