Ovación

Central empató en el amistoso ante Instituto. Le faltó fútbol y cometió errores en el fondo

Si el principal objetivo en los partidos amistosos es sacar conclusiones, Juan Antonio Pizzi se debe haber ido ayer de Arroyo Seco con unos cuantos puntos para analizar. Se dice que el resultado suele ubicarse en un segundo plano y el funcionamiento es lo que realmente cuenta.

Miércoles 27 de Julio de 2011

Si el principal objetivo en los partidos amistosos es sacar conclusiones, Juan Antonio Pizzi se debe haber ido ayer de Arroyo Seco con unos cuantos puntos para analizar. Se dice que el resultado suele ubicarse en un segundo plano y el funcionamiento es lo que realmente cuenta. Y este caso no debe ser la excepción. Porque el agónico empate ante Instituto sirvió como dato anecdótico de una puesta en escena de bajo vuelo futbolístico. Solamente entendible desde el punto de vista de que se trata recién del segundo ensayo y porque la exigencia de la pretemporada aún se siente.

¿Qué cosas habrá que mejorar en la semana y media que queda para el inicio del campeonato? Unas cuantas. El propio Pizzi se encargó de reafirmar esa idea tras el partido. Porque al equipo le faltó juego de mitad de cancha hacia adelante, lo que hizo que la ofensiva luciera solitaria y con poco peso. Pero lo más preocupante fue lo que se vio del medio hacia atrás, donde los errores a la hora de marcar y algunas malas salidas pusieron en aprietos al equipo en más de una oportunidad.

El aliciente es que todavía resta más de una semana de trabajo, con otros amistosos en puerta. Y allí habrá que focalizar la atención para fortalecer las pocas cosas que se hicieron bien y mejorar todas las otras.

La inclusión de Maximiliano Lombardi (estuvo en lugar de Santiago Biglieri respecto al partido contra Belgrano) desde el arranque fue una prueba de parte del técnico. Entendible precisamente porque se está en un momento de evaluaciones, pero lo hecho por el uruguayo dejó mucho que desear. O le falta mucho ritmo de competencia o definitivamente la función de volante por derecha no es la que mejor le sienta. Pero el oriental no fue el único que se mostró enemistado con el juego en la mitad de la cancha, donde sólo se vieron unos pocos chispazos de Ricky Gómez y las buenas intenciones de Matías Galvaliz (fue por Matías Ballini) de tratar de ir siempre al frente.

Después, las fallas en el fondo comenzaron a hacerse visibles cuando Bruno Bianchi definió con absoluta tranquilidad tras la asistencia de Angel Fernández y ante el estatismo de Talamonti y Lequi, allá por los 11' del primer tiempo. Después de eso las zozobras no fueron tantas por la sencilla razón de que Central comenzó a manejar más pelota, pero nunca llevando riesgos al arco cordobés. Sólo hubo un remate desde afuera del área de Medina que lamió el palo derecho del arquero Chiarini.

La mejor ilustración de lo que hasta ahí había sido el partido fue la enérgica arenga que llevó a cabo Pizzi en el entretiempo. Y lo de enérgico no es en sentido figurado. Porque los gritos de parte del entrenador fueron fuertes y claros (ver postales).

Según Pizzi y algunos jugadores la actitud en el segundo tiempo fue otra. Algo de eso hubo, más allá de que a esa convicción le siguió faltando fútbol. Tanto arriba como abajo. Porque Instituto tuvo un par de posibilidades para definir el partido y no lo hizo. Y eso le dio chances a Central, que amagó con un cabezazo de Castillejos en el palo y que terminó empatando a cuatro minutos del final con una arremetida del ex Lanús tras un desborde de Medina.

El tiempo de ablande ya está en pleno proceso y el de balances no tardará en llegar. Por lo visto ayer todavía hay más en el debe que en el haber.

El alternativo

Después del partido entre los titulares jugaron los equipos alternativos y ahí fue triunfo de Rosario Central por 2 a 0. Los goles fueron convertidos por Marcos Figueroa y Gerardo Pérez, ambos en el segundo tiempo. Los canallas formaron de la siguiente manera: Manuel García; Vallejo, Godoy, Valentini y Pérez; Carrizo (Marcos Figueroa), Ballini, Alderete y Costa (De León); Santiago Biglieri y Emilio Zelaya.

El sábado con Nacional, televisado por Fox

El partido del sábado frente a Nacional se jugará a las 19 y será televisado por Fox Sports. Las entradas costarán 20 pesos (popular) y 30 (platea). Para no socios habrá sólo plateas, a 50 pesos. El canalla jugará mañana, ante Colón, en Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario