Central

Central empató con Temperley y se trajo un punto que resta

Los canallas no pudieron con Temperley y anoche dieron un paso atrás en sus aspiraciones.

Martes 19 de Septiembre de 2017

Ofreció un capítulo más de la misma historia. Central debía ganarle a Temperley para reposicionarse. Para tener otra perspectiva a futuro. Pero no lo hizo. Es más, pudo perderlo en cierto pasaje de la fresquita noche. Acumuló otro empate más en lo que va de esta innovadora Superliga. Y con un libreto similar a las anteriores presentaciones. Sin tanta potencia ofensiva. Con los problemas de fondo en materia de creatividad. Los canallas continúan evidenciando ser un equipo en formación, con la diferencia de que el torneo se mueve sin esperarlo. No caben dudas de que el empate resta puertas hacia dentro del mundo auriazul.

No todo lo que hizo fue un barullo bárbaro. Tampoco fue muy prolijo, es cierto. El canalla está en otra sintonía. De eso no hay dudas a esta altura. Como que le cuesta hacer pie en esta campaña que recién arrancó, pero es como que ya le está quedando grande el traje que deseaba lucir en la gala de los protagonistas.

Por momentos hizo notar que sus signos vitales funcionan bien. Por en otros es como que dio muestras de que necesita una ayuda extra para salir de este delicado cuadro que padece desde lo deportivo. Porque a un equipo que invirtió ocho millones de dólares para afrontar este certamen, la sumatoria de tres empates consecutivos le deja un sabor a poco. A nada básicamente.

Ni Paolo Montero ni el plantel se fueron hechos de Temperley. Eso claro está. Ellos son los primeros que desean torcer el destino que están atravesando sin gloria. Anoche fue un poquito más que el gasolero. Pero no supo cómo dejarlo sin reacción después del golazo de Zampedri, quien hasta el momento es el único refuerzo que hace pie fecha a fecha.

Anoche estaba prácticamente obligado a volverse al pago con el pecho inflado. Le urgía ganar. Pero no encontró la forma. Por momentos desequilibró al Gasolero. Aunque no supo cómo derribarlo. De a ratos se descompensó de tal manera que si el rival hubiera sido más pretencioso bien podría haber liquidado el pleito. Y eso que el celeste viene a los tumbos. Los números así lo certifican además.

La actuación individual de los integrantes canallas oscilaron en cada una de las líneas. Salvo Mauricio Martínez y Paulo Ferrari en el fondo, Gustavo Colman en el medio y Fernando Zampedri arriba, el resto sabe a la perfección que desentonó. Por más que luego el uruguayo Montero haya valorado el punto por haber sido visitante y declarado que "este es el camino", la realidad es que la igualdad no le cierra al resto de los auriazules porque espera más de este plantel, que puede rendir mucho más de lo que la tabla de posiciones indica con tres partidos en el archivo.

El domingo tendrá revancha ante Banfield, que siempre se las ingenia o rebusca para complicar a cuanto rival se le cruce en el camino. El técnico uruguayo tendrá varios días para intentar reacomodar las piezas. Será cuestión de ver si apela de nuevo al rombo integrado por Romero como volante tapón, Gil por derecha, Colman por izquierda y Carrizo oficiando como una usina de juego para un Zampedri que viene cumpliendo y un Ruben que no puede salir de pobre.

La sensación que quedó a la vista es que este empate es un punto que resta para Central. Algunos la podrán catalogar como una mezcla de mala suerte e impericia. Pero en cualquier caso, el equipo dio anoche un paso hacia atrás en el rubro aspiración.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario