Ovación

Central: El volante Mozzo dijo que "ahora se vendrá lo más difícil"

Llegó a Arroyito sin ocupar un puesto en la marquesina de los refuerzos. Pero en base al sacrificio comenzó a ganarse lentamente un lugar preponderante en la consideración del entrenador Juan Pizzi. Aunque eso no...

Jueves 29 de Diciembre de 2011

Llegó a Arroyito sin ocupar un puesto en la marquesina de los refuerzos. Pero en base al sacrificio comenzó a ganarse lentamente un lugar preponderante en la consideración del entrenador Juan Pizzi. Aunque eso no es todo. Terminó erigiéndose en uno de los baluartes de Central y, de yapa, se transformó en uno de los emblemas sagrados en el campo de la consideración del hincha. "Sí, sé que lo mío fue de menor a mayor. Por suerte jugué muchos partidos y, en líneas generales, nos terminó yendo muy bien", deslizó un relajado Julio Mozzo en diálogo con Ovación desde su Uruguay natal. "La gente sabe que este equipo tiene identidad propia y está comprometido con la causa, que es lograr el objetivo al final del torneo", afirmó de manera espontánea el aguerrido mediocampista central.

"La verdad es que me sorprendió las pasión con la cual los hinchas viven el fútbol en Rosario, en especial el simpatizante de Central. Con respecto a la ciudad, sinceramente no me costó la adaptación porque tiene muchas cosas parecidas a Montevideo", remarcó el volante, quien además confesó que por estos días aprovecha el tiempo para "disfrutar las vacaciones junto a la familia y amigos".

"Ahora que uno mira atrás y ve cómo se fue dando todo, sin dudas que lo mío fue de menor a mayor. Y eso me pone contento porque jugué mucho y la gente terminó además reconociendo el esfuerzo, no sólo el mío sino el del equipo en general. No tengo dudas de que el hincha nos valora porque sabe que estamos muy metidos en este desafío, que es devolver a Central a la primera división", disparó.

Con respecto a su rol dentro de la estructura del equipo, que terminó siendo clave por cierto, Mozzo dijo que "fue importante haber tenido continuidad. Por ahí se habla o se destaca el tema de la garra uruguaya, pero eso es un mito, pese a que soy un jugador metedor. Más allá de todo, traté siempre de hacer las cosas lo más simple posible. Ojalá se repita en el próximo semestre".

La última presentación canalla fue ante Chacarita. Fue un tibio empate en un gol. Y, para muchos, ese resultado terminó opacando todo lo bueno que venía haciendo el equipo hasta ese partido. Pero para Julio no fue así. "No creo que ese punto influya en lo que hicimos porque, si hacemos un balance, Central demostró estar muy bien. Es más, el grupo estuvo bárbaro y se vio en todos los entrenamientos y partidos. Pienso que este plantel duerme tranquilo porque hace las cosas con sacrificio en pos de lograr el gran objetivo que tenemos", destacó.

Con respecto a lo que vendrá, que será tratar de estar entre los dos primeros puestos para lograr el pasaje directo al fútbol grande, el uruguayo fue tajante. "Sabemos muy bien que ahora se vendrá lo más difícil. También se vivirá todo de otra manera porque habrá más presión y tensión. Se achicará el margen de error, pero haremos todo para alcanzar la meta de lograr el ascenso", concluyó el aguerrido volante.

El ejemplo de los dos de arriba

Cuando se lo consultó sobre la eficacia que mostraron Instituto y River a lo largo del torneo, Julio Mozzo no anduvo con rodeos. “Son equipos que hay que respetar. Lograron una cierta regularidad y además están ahí arriba también. Por eso, la idea es ser parejos como ellos una vez que el torneo se reanude”, destacó el mediocampista con convicción.
  Central tuvo la particularidad de que venció a la Gloria en el Gigante y luego empató con el millonario en el Monumental. Pese a eso, terminó mirando a ambos elencos desde abajo en las posiciones.
  “Los números que hicieron hablan muy bien de ellos. Inclusive, Instituto no perdió más después de haber jugado con nosotros. En cuanto a River, jugamos un partido típico de primera división”, añadió el Pelado. l

Nombres que están en carpeta

Mientras los encargados de gestionar el segundo y último refuerzo permitido siguen sin brindar detalles, ayer se filtró desde el riñón canalla que la dirigencia está siguiendo con atención a tres jugadores: Juan Neira, César Carranza y Martín Morel. “Son los que hoy en día tienen más chances de venir. Salvo que pase algo anormal, el nombre del volante ofensivo que pidió Pizzi no saldría de ahí. Es más, los dos primeros tienen más chances porque están en Lanús. Y eso es porque Belloso (el mánager canalla) tiene muy buena relación con el presidente, Nicolás Russo”, le afirmó anoche una fuente auriazul a este medio.
  “No sería nada raro que Neira o Carranza terminen viniendo. Si mirás los últimos pases, siempre se trajo un jugador de Lanús. Y como los dos están en carpeta, no sería descabellado que uno de ellos termine sumándose”, amplió el informante. Y agregó: “Por ahí puede aparecer un tapado, pero no sería fácil porque las finanzas no están como para desembolsar por un préstamo”. l

Contratos en veremos

En el rubro contratos a renovar hay que destacar que con Jorge Broun hubo avance en la negociación, pero todavía no un acuerdo concreto.   
  Si bien en el cónclave que mantuvieron los representantes de cada una de las partes en la sede canalla arrojó un saldo positivo, sobre todo en cuanto al cronograma de pagos para saldarle la deuda al jugador, también es cierto que el diálogo sigue abierto.
  Aunque todo marca que la semana que viene el arquero estaría firmando su nuevo vínculo, que será por una temporada. En cuanto al caso Martín Rivero no surgieron novedades ayer.
  Es más, lo único que está pendiente para estos días es un encuentro entre el volante y uno de sus representantes, pese a que desde el club esperan alguna señal para poder cerrar esta tratativa que comenzó hace un tiempo y sigue porque no hay acuerdo entre lo que ofreció pagar la entidad y lo que ahora pretenden los agentes del profesional.

River: Ponzio quiere volver

Leonardo Ponzio viajará hoy a España con la intención de desvincularse de Zaragoza para así poder regresar a River, que tiene todo acordado con él para sumarlo como segundo refuerzo.
  Ponzio ya se puso de acuerdo con la dirigencia de River, pero el problema es que le quedan seis meses de contrato con Zaragoza y en el club español no lo quieren dejar ir.
  Sin embargo, y pese a que siempre manifestó su deseo de que permanezca en Zaragoza, el entrenador del equipo español, el mexicano Javier Aguirre, sostuvo ayer que respetará la “decisión” del jugador.
  “Si la directiva lo aprueba, adelante. Respeto su decisión, lo que él diga lo respeto”, dijo Aguirre en declaraciones a radio La Red, aunque precisó: “La última palabra la tiene el presidente (Agapito Iglesias)”.
  El mediocampista, quien también puede jugar en distintos puestos defensivos, está dispuesto a resignar una parte de la deuda que Zaragoza mantiene con él para poder rescindir su contrato y así tener la chance de volver a River.
  “Siento que me quedó algo pendiente en River”, le dijo al diario Olé el futbolista, quien salió campeón local con River en el Clausura 2008 y se fue del club tras el último puesto en el Apertura 2009, también con aquel equipo que dirigía Diego Simeone.
  Ponzio jugó 71 encuentros en River y anotó dos goles.
  De concretarse su llegada, el ex Newell’s se convertirá en el segundo refuerzo luego de la incorporación del delantero franco argentino David Trezeguet.
  El plantel comenzará la pretemporada el 4 de enero con la mira puesta en conseguir el regreso a primera división a mitad de 2012. l

Instituto: Sills es la cara nueva del puntero

El defensor Juan Ignacio Sills, quien llegó para suplantar a Facundo Erpen que emigró al fútbol mexicano, sería el único refuerzo de Instituto, líder de la B Nacional, para la segunda parte del certamen.
  Así lo confirmó el titular de la subcomisión de fútbol del club del barrio Alta Córdoba, José Theaux.
  Sills, de 24 años, llega de Vélez, donde alternaba en la reserva, y se sumará al equipo que dirige Darío Franco el próximo 5 de enero cuando el plantel regrese de las vacaciones.
  Precisamente, los jugadores se encontrarán en el club y desde el 7 de enero realizarán la pretemporada en la localidad bonaerense de Balcarce.
  Por otra parte, el entrenador ya confirmó que Diego Nadaya y Ezequiel Lázaro, quienes retornaron tras haber estado a préstamo en otras entidades, “no serán tenidos en cuenta y tendrán que buscarse un club”.
  Por el contrario, el DT señaló que contará con Gustavo Tortuga Fernández, recuperado de una rotura de ligamentos, porque es una “alternativa interesante a los delanteros que hay en el plantel”. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario