Ovación

Central: Coudet y la satisfacción de contar con todos los jugadores

El director técnico de Arroyito siempre dijo que a partir de la 5ª fecha iba a tener a todos los jugadores a pleno. En ese lapso el equipo no sólo rindió sino que se afianzó como líder.

Miércoles 25 de Marzo de 2015

Hay un luz de ventaja que Central sacó en el inicio del torneo. Y lo hizo en un tramo del campeonato en el que Eduardo Coudet miraba con mucho recelo. Confiando a pleno en las condiciones futbolísticas de su equipo, pero advirtiendo que después de algunas fechas tanto él como sus jugadores iban a poder dar el máximo. Por supuesto que tratándose de fútbol siempre se está expuesto a las contingencias del mismo, y las lesiones y las suspensiones suelen hacer de las suyas, pero para todos por igual. Igual el Chacho siempre le apuntó a esta parte del torneo (entre la quinta y sexta fecha) como un mojón. Al menos como un punto de inflexión para equiparar fuerzas y rendimientos en el seno del grupo. ¿Qué hay a la vista? Que ese tiempo llegó, que el técnico canalla ya tendrá mucho más en claro a lo que se expone, pero básicamente que en ese lapso en el que los mandamientos físicos y futbolísticos no atravesaban su mejor cumplimiento, el Canalla supo sacar una ventaja. Mínima con algunos y más pronunciada con otros, pero ventaja al fin.

Para entender todo esto tal vez sea necesario hacer algo de memoria (justo en estos días, que no viene nada mal). Antes del partido debut ante Racing, el Chacho fue claro: "Vamos a hacer todo lo posible para achicar el margen de error hasta que estén todos al ciento por ciento y a partir de ahí decidir quiénes son los que mejor están". Después llegó la previa de Tigre: "Los tenemos a todos bien. Se empiezan a emparejar desde la parte física y futbolística y haciendo cálculos creo que recién para en la 5ª fecha vamos a tener a todos en condiciones". Y llegó el turno de Crucero del Norte: "Ya lo dije antes del arranque, creo que para la quinta fecha voy a tener a todos en las mismas condiciones". ¿Y antes de Olimpo? "Cada semana es preparar un partido distinto, pero insisto con lo de siempre, después de la quinta fecha van a estar todos en igualdad. Todavía faltan dos partidos y hoy voy poniendo lo que se me va cruzando por la cabeza".

Todas esas declaraciones de Coudet no parecían caprichosas ni mucho menos. Había fundamentos para pensar de esa manera. Es que el cuerpo técnico trabajaba pensando en cómo darles minutos y ritmo a un Marco Ruben y un César Delgado (venían en competencia pero sin tanta continuidad); también en cómo lograr que jugadores como Pablo Alvarez y Gustavo Colman pudieran dejar atrás la larga inactividad pero siempre apuntando a que el salto en cuanto a la exigencia no les genere un dolor de cabeza (los dos hoy lesionados venían de prácticamente un año sin jugar). Y en el medio estaba la situación de Cristian Villagra, que estaba bien desde lo físico, pero al que, se sabía, no se iba a poder echar mano por unas cuantas fechas (recién estuvo en condiciones de jugar en la curta, frente a Olimpo).

El hoy ya debe formar parte del ideal para Coudet. Siempre le apuntó a este momento. Igual hay contingencias que le toca sufrir. Porque Alvarez y Colman fueron víctimas de sendos desgarros y hoy el entrenador no puede contar con ninguno de ellos (en el caso del defensor hay una cuestión familiar). Pero esas cosas son las que forman parte del fútbol propiamente dicho.

Lo que no está (ni puede estarlo) en discusión es el amoldamiento que Central logró en ese tiempo en el que el convencimiento coqueteaba y hasta se abrazaba a ciertas incertidumbres. Si para alcanzar el ideal de equipo, al menos en cuanto a las posibilidades como para lograrlo, debían transcurrir unas cuentas fechas y una vez cumplido ese paso el equipo marcha puntero e invicto, no hay otro análisis con más peso que aquel que arroja un saldo altamente positivo.

Después, lo de la forma en la que Coudet muñequeó la situación tal vez sea uno de los puntos esenciales. Porque si bien no hubo necesidad de rotar nombres, el Chacho lo hizo. En menor medida a lo que se conoce como una "rotación" en el fútbol, pero sí incluyendo cambios de un partido a otro, incluso cuando la situación no requería obligaciones (ver aparte).

Toda esa etapa de consolidación y de búsqueda del equipo ideal que se llevó a cabo desde el inicio del campeonato no es que haya terminado. Pero sí se trata de un segmento de trabajo particular y del que hoy se puede decir que ha sido superado con un saldo satisfactorio. Lo dicen los números.

Sólo seis futbolistas fueron siempre titulares

Cuando se habla de que Eduardo Coudet movió fichas a lo largo del torneo más allá de que fueron prácticamente todas victorias (salvo el último partido) se hace referencia a que sólo seis futbolistas fueron titulares en las seis fechas disputadas. Mauricio Caranta, Yeimar Pastor Gómez Andrade, Alejandro Donatti, Fernando Barrientos, Franco Cervi y Marco Ruben gozaron de ese privilegio. El resto, sea por lesiones, suspensiones y básicamente por decisiones del entrenador, tuvo que ver al menos un partido desde afuera, amén de que después les haya tocado ingresar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS