Ovación

Central conocerá esta noche a los rivales de la fase de grupos de la Libertadores

La ciudad de Luque está pegada a Asunción, la capital paraguaya. Hace mucho calor, la humedad está casi a tope y el sol quema hasta cuando se filtra entre las nubes.

Martes 22 de Diciembre de 2015

La ciudad de Luque está pegada a Asunción, la capital paraguaya. Hace mucho calor, la humedad está casi a tope y el sol quema hasta cuando se filtra entre las nubes. Sus habitantes son cordiales, amables y preguntan con respeto a los visitantes rosarinos qué los trae por acá. En la charla los lugareños mantienen la sonrisa de la confianza. Desde lo arquitectónico las casas son bajas, tipo chalés, pero a la vez se multiplican los edificios a gran escala que otorgan cierto aire de modernidad. Por estos días las múltiples luces de colores que adornan las calles grafican la religiosidad con que por estos pagos se vive las vísperas de la Navidad. La bebida oficial a toda hora es el tereré y todos andan con el termo y el mate en la mano. En este entorno cálido desde lo climático y generoso desde los habitantes está enclavado el punto neurálgico del fútbol sudamericano, la sede de la Conmebol, donde esta noche el nombre de Rosario Central estará en el bolillero entre los equipos más importantes del continente, en lo que será el sorteo de la edición 2016 de la Copa Libertadores de América. Con esta ceremonia el canalla comenzará la entrada en calor de lo que será su participación, tras diez años, en el más atrapante certamen del cono sur.

No es un error afirmar que hoy empieza en los papeles la Copa Libertadores para Rosario Central. Porque con la definición de los grupos se pondrá en marcha el gran sueño canalla de ser protagonista de la emblemática competencia del fútbol sudamericano.

La ceremonia de sorteo está prevista para las 20.30, en el auditorio de la Conmebol. Con la definición de los rivales empezará el trabajo del cuerpo técnico que encabeza Eduardo Coudet para ir conociendo cada detalle de los adversarios y así reducir a la mínima expresión las sorpresas para el momento de enfrentarlos.

Esta no es una noche más para Central. Porque desde hoy estará enfocado de lleno en este trofeo emblemático y místico por donde se lo mire, por el que el pueblo auriazul daría lo que no tiene para poder atesorarlo por primera vez en la historia. Igualmente el hecho de participar ya debe ser tomado como un privilegio que merece ser disfrutado. Es que Central vuelve a las grandes ligas, a reposicionar su "marca" a nivel continental y eso ya es un logro trascendente. Claro que el camino a la gloria en esta copa es largo, dificilísimo y lleno de obstáculos e imponderables. Pero en el fútbol nada es imposible y los sueños y las ambiciones son el puntapié inicial para conseguir logros trascendentes. Por supuesto que el gran desafió de la dirigencia, primero, y el cuerpo técnico, después, es amalgamar un equipo competitivo que pueda respaldar esos deseos de consagración.

Central, con todas las virtudes que mostró en la temporada pasada, no es menos que nadie y tiene todo el derecho del mundo a dejarse llevar por la esperanza de llegar muy lejos en esta cruzada continental. Claro que deberá reforzarse de manera acertada y mantener la base ya consolidada como condición indispensable para entreverarse en la pelea de los grandes sudamericanos.

Así, enmarcado en el calor paraguayo, Central dará hoy el primer paso en el certamen, que es conocer a los adversarios de la fase de grupos. Allí los primeros objetivos a vencer tendrán nombre y apellido, camiseta definida, jugadores a superar y estadios puntuales a visitar.

Central vuelve a la Libertadores tras una década, en la que no faltaron los momentos traumáticos en la entidad de Arroyito, pero ahora el club está en el lugar que su gente merece. Por mérito propio y en buena ley obtuvo el pasaporte para integrar el selecto grupo que disputará el torneo top de Sudamérica. Sus simpatizantes tienen derecho a disfrutarlo y, por qué no, a darle rienda suelta a la ilusión.

El Canalla no compartirá grupo con otros argentinos

Ayer se realizó una reunión de comité ejecutivo de la Conmebol y se resolvieron cuestiones importantes para el sorteo de hoy de la Libertadores. Lo más saliente para Central es que, según explicó Hugo Figueredo (director de competiciones de la Conmebol), no compartirá la zona con River, Boca ni San Lorenzo, ya que fueron designados cabezas de serie y la intención es evitar que coincidan equipos del mismo país en un grupo. En principio, los canallas tampoco chocarían en su zona contra Racing y Huracán, que deben sortear la primera fase, si es que hoy se respeta esa premisa de evitar que los clubes del mismo país compartan un grupo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS