Ovación

Central busca renovar los contratos que se terminan en diciembre

Pensando en mantener el plantel, en Rosario Central trabajan para renovar los contratos que vencen en diciembre. El del goleador del torneo es una de las prioridades.  

Miércoles 11 de Noviembre de 2015

El largo receso futbolístico que tendrá el primer equipo de Rosario Central le dará tiempo a la dirigencia para cumplir con el deseo de Eduardo Coudet: que se queden todos (o al menos la gran mayoría) de los jugadores que formaron parte de este 2015. Por supuesto en este sentido hay prioridades. Son aquellos futbolistas a los que se les vence el contrato a fines de diciembre. Incluso en ese grupo hay casos más complejos que otros. La referencia corre para Marco Ruben, por quien los canallas deben hacer frente a una opción de compra que está fijada en 6 millones de dólares, lo que le pone a la operación un grado de complejidad realmente importante. Desde el club admiten que ya se está trabajando en el tema, en la misma medida que en otros casos, como son los de Cristian Villagra, Pablo Alvarez, Gustavo Colman, Damián Musto y César Delgado.

Por supuesto el pedido de Coudet incluye a todos, pero se entiende que hay ciertas prioridades. Y Central tuvo en el año nada menos que al goleador del campeonato. Hoy lo que hay son charlas permanentes (ya se habían iniciado antes de la finalización de las competencias) para tratar de acordar un contrato por tres años con Ruben, ya que el deseo del jugador es quedarse en Arroyito y por qué no retirarse en el club que lo vio nacer. No obstante varias de las fuentes consultadas coincidieron en que si bien es prioridad desde lo deportivo intentarán no saltar pasos ni tomar decisiones apresuradas.

Claro que el deseo de Ruben es sólo una pata de todas las que competen a esta negociación. Es que en caso de haber un acuerdo entre las partes restaría acordar con Dínamo de Kiev, dueño del pase del delantero (tiene contrato con el club ucraniano por un año y medio más). Y allí parece estar el verdadero nudo de la cuestión. Ya se dieron algunos pasos al respecto. Es el representante del jugador, Andrés Miranda, quien lleva adelante las conversaciones con los directivos de Ucrania.

Ayer lo que trascendió es que el propio Miranda les hizo conocer a los directivos de Dínamo que para Central la opción de 6 millones de dólares es muy alta y que estaría fuera de alcance. Todavía no hubo respuestas por parte de la institución ucraniana, ya que en Europa el mercado de pases todavía no se empezó a mover. Hay quienes dicen que todavía Dínamo no recibió ninguna oferta concreta por Ruben, pero esas mismas voces estiman que los pedidos de cotización por el futbolista en algún momento empezarán a llegar.

“Hoy lo primordial es arreglar un contrato por tres años, que es lo que quiere Marco y es algo en lo que ya estamos trabajando”, le dijo Miranda ayer a Ovación. ¿A partir de ahí qué? Poner en marcha el segundo paso (seguramente el más importante y complejo), que es negociar directamente con Dínamo de Kiev, donde ya tienen en claro que la postura del delantero es permanecer en Arroyito.

El optimismo por parte de la gente de Central está intacto, más teniendo en cuenta el deseo de Ruben, pero todo llevará su tiempo. Por la sencilla razón de que, según confiaron, Dínamo no recibió ninguna oferta concreta de algún otro club, algo que esperan que se concrete en el corto tiempo, cuando se abra el libro de pases en el Viejo Continente.

Desde Central lo que se informó es que “ya se está trabajando con los representantes de los jugadores a los que se les vence el contrato en diciembre”, pero también con aquellos que expiran en junio del año próximo.

De la misma forma aseguran que se trata de un panorama “complejo” porque se está hablando de un jugador que “puede llegar a ser pretendido por cualquier club del mundo. No es lo mismo el Ruben que llegó a Central en diciembre que el de hoy”, acotaron.

Sí hay una decisión clara de hacer el máximo esfuerzo para complacer el pedido de Coudet y “de la gente”.

Más allá de eso, la complejidad del caso es evidente y amén del deseo del jugador de quedarse en Central mucho dependerá de la buena predisposición que muestre Dínamo de Kiev. Así, lo que hay por delante son días de muchas charlas y negociaciones. Una lectura positiva es que si primero se está intentando cerrar un nuevo contrato con Central es porque habría indicios de que desde Ucrania estarían dispuestos a llegar a un acuerdo, pero por el momento son sólo conjeturas. Si Dínamo no cede en bajar sus pretensiones económicas, en Arroyito deberá haber mucho ingenio para sellar la continuidad del goleador.

Otros apellidos por los que hay conversaciones

En el tema renovaciones de contratos se hace especial hincapié en la situación de Marco Ruben porque se trata nada menos que del goleador y la figura excluyente del torneo. Pero en el medio hay muchas otras cuestiones que resolver. Es que son varios los futbolistas a los que se les vence el contrato en diciembre y por los que también se está trabajando. Al menos comenzaron las charlas con sus respectivos representantes. La mayoría son aquellos que llegaron como refuerzos a principio de año, más Damián Musto, por quien habría que hacer frente a la compra del 50 por ciento del pase.

Esos jugadores que tienen contrato hasta fines de diciembre son Cristián Villagra, Pablo Alvarez y Gustavo Colman (es muy probable que no continúe en Central). Mientras, César Delgado firmó también por un año, con opción a dos (un contrato similar al del Chacho Coudet), por lo que también deben sentarse a charlar. En todos los casos consideran que no habría inconvenientes, pero mucho dependerá de lo que Central les ofrezca a cada uno de ellos.

Después, a Nery Domínguez por ejemplo el contrato se le vence en junio y en diciembre estaría en condiciones de firmar un precontrato con otro club. En ese sentido también hay negociaciones abiertas, ya que para Coudet es pieza clave y por el que, se supone, podría llegar alguna oferta.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS