Ovación

Castillejos, el goleador de Central, disfruta su gran momento

En los últimos seis partidos de Central en el torneo Gonzalo Castillejos marcó al menos un gol. La mayoría de las veces sirvieron para que el canalla terminara con una sonrisa. Y en otras, como ocurrió contra Almirante Brown, no. Pero no es sólo lo que ocurrió en el último mes y medio, sino desde agosto de 2011 a hoy.

Lunes 23 de Abril de 2012

En los últimos seis partidos de Central en el torneo Gonzalo Castillejos marcó al menos un gol. La mayoría de las veces sirvieron para que el canalla terminara con una sonrisa. Y en otras, como ocurrió contra Almirante Brown, no. Pero no es sólo lo que ocurrió en el último mes y medio, sino desde agosto de 2011 a hoy. Es, lisa y llanamente, una zoncera decir que el delantero es pieza clave en el equipo de Juan Antonio Pizzi. Decir que sin sus goles el canalla tendría 27 puntos menos es un detalle, pero demasiado elocuente. "Siempre después de un triunfo uno está más relajado. Se disfruta la semana, por más que ésta será corta porque jugamos el miércoles por la Copa, pero lo disfrutamos", le dijo ayer a Ovación el cordobés, varias horas después de lo que había sido el triunfo, ajustado pero justo, frente a Deportivo Merlo, precisamente con un gol suyo. "Ojalá no se corte", dijo por el momento que vive. Y se ilusionó: "Que dure varias temporadas más".

Encargado de los penales. Dueño de los goles que buena factura y de los otros también. Hoy la historia es de simple lectura: el cordobés es, por lejos, la carta más importante en esto de convertir. Y Castillejos no se cansó de repetir que en el rubro goleadores todo se enmarca en "los momentos". ¿Cuánto hay de su momento específicamente y cuánto es mérito del equipo? "Muchas veces los momentos pasan por ensamblar un equipo y obviamente que todo eso aumenta el trabajo personal".

La referencia estaba apuntada a que al equipo parece faltarle el volumen de juego que supo mostrar en la primera rueda y es ahora cuando el delantero más preciado está en la definición. "Tal cual. Por ahí tenés pocas chances y las que tenés son goles. Ojalá que sigamos así, que mejoremos el juego. Va a ser difícil porque los planteos van a ser cada vez más cerrados, pero mientras ganemos estará todo bien", dijo.

-¿Te genera algo que sin tus goles el equipo estaría mucho más abajo en las posiciones?

-Son estadísticas. Mis goles aportan para el equipo, pero no me fijo tanto en eso. Obviamente que me llena de orgullo dar lo máximo para el equipo y para todo Central.

-Siempre se habló de que hacía falta que más jugadores tuvieran más capacidad para marcar y sin embargo la diferencia entre vos y el resto es mucha.

-Ya el año pasado decía que el equipo necesitaba más llegada y goles de los volantes. Los equipos que logran cosas importantes tienen mediocampistas con 5 o 6 goles y defensores que también suman. A nosotros nos costó en ese aspecto, pero mi momento personal opacó un poco esa situación.

-Si bien los penales hay que convertirlos, es bueno para un goleador poder patearlos, porque hacerlos significa mantener intacta la confianza.

-Seguro. Siempre dije que los penales los tienen que patear los delanteros porque vivimos del gol. Te sirve para agarrar confianza. Arrancó pateando el Loncho y tuvo la mala suerte de errar. Y ahí tomé el compromiso de patearlos yo.

-¿Cómo tomás el reconocimiento de la gente?

-Me llena de orgullo ese reconocimiento y el de mis compañeros. Este es un gran año para mí.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario