Ovación

Caruso es como David

Pensar que es un técnico plenamente identificado con el ascenso argentino. Pero en su corta trayectoria en primera división, de apenas un año, Ricardo Caruso Lombardi hizo mucho ruido.

Viernes 15 de Febrero de 2008

Pensar que es un técnico plenamente identificado con el ascenso argentino. Pero en su corta trayectoria en primera división, de apenas un año, Ricardo Caruso Lombardi hizo mucho ruido. Con los equipos que dirigió se transformó en el verdugo de los clubes grandes y, en vísperas de que el domingo llegará al Coloso River, otro de ellos, el tema cobra dimensión. Para los medios de Buenos Aires, ni hablar, pero también cuenta aquí porque si bien en la temporada Newell’s cayó ante Racing y River, lo hizo con otro técnico. Con el actual, tres se rindieron a sus pies y ahora va por el cuarto.

Caruso llegó a primera división para el Clausura 2007 en Argentinos Juniors y hasta que se fue sólo Independiente lo había vencido, poco antes de la despedida de La Paternal a principios del Apertura pasado. Antes los había enfrentado seis veces, con tres victorias (sobre River, Racing y Boca) y tres empates (Boca, Independiente y San Lorenzo).

Cuando arribó a Newell’s le tocó de entrada dos partidos bravos, ante rivales que venían encima peleando la punta del Apertura. Y los venció a ambos. Primero cayó Boca y luego Independiente, que a partir de ahí entraría en un tobogán del que no saldría. Para corroborar esta paternidad impensada en tan poco tiempo, su equipo inició el Clausura con un resonante triunfo en el Nuevo Gasómetro ante San Lorenzo.

"No hay una receta para ganarles. También se le ganó a otros equipos. Pero sí es cierto que el jugador se motiva más contra los grandes. Uno o dos partidos buenos contra ellos te puede definir tu futuro", ensayó el DT como explicación.

A Caruso no le molesta que se hable de eso ni teme cortar la racha. "A veces me dicen que no diga nada por temor a ser mufa, pero mientras el equipo juegue como lo está haciendo no hay que tener miedo". Y cuando se le sugiere que por este motivo a lo mejor los rivales grandes pueden respetarlo más, dice que prefiere que "no me respeten. Igual, pienso que saben que Newell’s no es fácil".

En total Caruso enfrentó 10 veces a los grandes de Buenos Aires con seis triunfos, tres empates y una sola derrota. En estos partidos consiguió 21 puntos sobre 30. Para tener en cuenta una referencia importante, la última vez que Newell´s le ganó tres veces consecutivas a los grandes fue en el Apertura 2004 cuando fue campeón. En esa ocasión el conjunto del Tolo Gallego derrotó en la 11ª fecha a Racing 1 a 0 en el Parque, y en la 15ª a San Lorenzo 2 a 1 y en la 17ª a Boca 3 a 1 fuera de casa. Claro que hoy, su equipo está para otra cosa, aunque igual de trascendente para su futuro. l

Datos: Carlos Durhand

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario