Ovación

Carlitos Tevez se quebró en emotivo diálogo con Fantino: "El barrio me enseñó todo"

El "jugador del pueblo" que volvió a Boca este año contó que cuando sale sus amigos del barrio no lo dejan "pagar nada, me baja a la realidad. Nosotros vivíamos con 10 pesos y éramos felices".

Viernes 21 de Agosto de 2015

En una entrevista imperdible, el futbolista de Boca Juniors emocionó, hizo reír y reflexionar, dejando anécdotas memorables. Y como siempre, reivindicó sus orígenes. El video con el mano a mano con Fantino.

"Si la expectativa antes del reportaje era grande, seguramente nadie salió defraudado. Carlos Tevez, el Apache, el hoy delantero de Boca Juniors que alguna vez fue bautizado como el jugador del pueblo, visitó "Animales sueltos" y regaló una entrevista imperdible, con momentos para reír, emocionarse y, principalmente, reflexionar.
 
Como para romper el hielo, Carlitos recordó su paso por el Inglaterra, más precisamente por la ciudad de Manchester, donde jugó para los dos clubes que representan la ciudad.
 
“Yo estaba sin registro y no podía manejar el auto. Me pararon una vez y me hicieron una multa. Después, la segunda vez, lo mismo, y me dijeron que si lo hacía de nuevo, iba preso. Y ahí viene la tercera, donde caigo preso”, recordó el delantero.
 
 Ya entrando en el terreno de sus orígenes, Tevez reivindicó el barrio en el que nació y afirmó que fue allí donde se forjó como persona. “Mi varita mágica está ahí, en el barrio. Tuve la inteligencia de que ahí me decían una cosa y me entraba en la cabeza. El barrio me enseñó a caminar la calle y a ser un tipo correcto”, afirmó, para luego contar otra anécdota que emocionó a todos.
 
Por otro lado, al momento de elegir un momento que lo haya impactado en su paso por Europa, eligió la visita al Papa. “Fue muy emocionante. Nos mirábamos con mi mujer y nos decíamos. ¿Qué hacemos acá?, je”.
 
Respecto de su amor por Boca, dijo: "Me gustaría ser presidente de Boca, pero me tengo que preparar, no sólo puedo serlo porque le caigo bien a la gente". A su vez, el Apache destacó que Daniel Angelici fue clave para su vuelta: "Él fue una de las personas que confió en mi, tuvo los huevos de sentarse conmigo".
 
Tevez siempre tuvo el deseo de volver a la Argentina y a Boca, pese a los millonarios ofrecimientos que tenía desde Europa y China. "Volví por mi familia, por mis hijos, por mis amigos. Estar en la cancha y ver a mi viejo en la tribuna es impagable, no lo cambio por nada", afirmó emocionado.
 
"Una o dos veces por semana me junto a comer con mis amigos en el barrio. Ellos son seis, los de toda la vida y la mitad no tiene trabajo, pero nunca me dejan pagar nada. Me baja a la realidad. Nosotros vivíamos con $10 y éramos felices", confió Tevez con lágrimas en los ojos. Se le quebró la voz. Se tomó unos instantes para tomar agua antes de continuar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario